La Rioja firma el vuelco con el auge socialista y la debacle del PP

Sonia Tercero

El PSOE se apunta la victoria con dos diputados, frente a uno del PP (que pierde 26.000 votos con respecto a 2016) y, por primera vez, otro de Ciudadanos | La Rioja pone fin a 26 años de hegemonía del PP en todas las elecciones celebradas en La Rioja

Pablo Álvarez
PABLO ÁLVAREZLogroño

La Rioja vota socialista, y lo hace con claridad. Las encuestas que auguraban un vuelco en la comunidad acertaron anoche: el PSOE riojano crece, y se aprovecha de una debacle popular con pocos precedentes. De hecho, este 28A se podría explicar en La Rioja tanto con la victoria de los socialistas como con la caída de los populares, que pierden no sólo su hegemonía general en la región, sino también su ventaja en la mayoría de sus feudos tradicionales.

No por esperado, el resultado del PSOE es menos histórico: habían pasado 30 años exactos (desde 1989) de la última victoria socialista en unas elecciones generales. Y, en el otro lado del espejo, se rompe la hegemonía del PP en La Rioja, que se mantenía ininterrumpida desde las elecciones autonómicas de 1993 en los comicios de cualquier tipo. Se pone fin, pues, a 26 años de elecciones tintadas de azul en La Rioja.

Auge y caída repartida por barrios. Los dos diputados del PSOE riojano (María Marrodán y Juan Cuatrecasas) son la marca de la subida, y el único del PP (el de una Cuca Gamarra que ni siquiera pasó la noche electoral en Logroño) la señal de la caída.

Escrutinio en La Rioja: 100%

PartidoDiputadosVotos '19% '19Dip '16Votos '16% '16
PSOE 2 57.060 31,70% 1 42.010 24,29%
PP 1 47.747 26,53% 2 73.708 42,61%
Cs 1 32.063 17,81% 0 24.180 13,98%
UP 0 21.214 11,79% 1 28.772 16,63%
VOX 0 16.156 8,98% 0 366 0,21%
PR+ 0 2.080 1,16% 0 - -
PACMA 0 1.377 0,77% 0 1.350 0,78%

Dulces, amargos

Pero hay más habitantes en las caras dulces y amargas de la noche electoral. Al sabor agrio se apunta también Unidas Podemos, que pierde su escaño riojano, junto con 7.500 votos y 5 puntos de apoyo porcentual. Y al dulce se arrima sin duda Ciudadanos, que aprovecha la caída del PP y de Unidas Podemos para recoger el escaño perdido por el centro-derecha y enviar a la carrera de San Jerónimo a María Luisa Alonso. Los 'naranjas' suman a su nómina más de 7.500 sufragios, y llegan al 17,8% del electorado.

Por detrás, en un terreno entre dos aguas, queda Vox. La formación ultraderechista ha obtenido sin duda un gran resultado en La Rioja, pasando de la nulidad de hace tres años (366 votos en toda la región) a unos muy estimables 16.156, el 8,98% de los emitidos. Las expectativas de los verdes eran, sin embargo, mayores, y de ahí el regusto amargo que ayer se respiraba en la sede logroñesa del partido.

El fin del auge del PP en La Rioja tiene un nombre: fragmentación. La división ha pasado una factura muy cara a la franja que va del centro a la derecha del espectro político riojano, y que antes monopolizaban los de la gaviota. Ahora, PP, Ciudadanos y Vox se reparten algo más de 95.000 votos, más de la mitad de los 182.504 que ayer se emitieron en la región.

Por detrás, en la tierra de nadie queda el capítulo de 'otros'. El animalismo, por ejemplo, sigue sin arraigar en La Rioja: el Pacma se mantiene prácticamente en los mismos números (apenas 1.377 sufragios) que en el 96. Y el Partido Riojano había acudido a estos comicios en busca de poco más que de una cierta notoriedad mediática, así que sus 2.080 votos son poco más que una anécdota. Su pelea es el 26M.

Sonia Tercero

Sonia Tercero
Sonia Tercero

En los municipios

Ésa es, en realidad, una clave de lectura que harán muchos en La Rioja este lunes. Queda menos de un mes para las elecciones autonómicas y municipales, y las perspectivas tiran a color rojo. Traducir elecciones generales a municipales es siempre un ejercicio arriesgado, pero a día de hoy el PSOE ha tomado el dominio en muchos municipios que tradicionalmente se pintaban de azul en el mapa. De ese modo, los socialistas se alzaron este domingo con la victoria en todas las cabeceras de comarca con la única excepción de Santo Domingo de La Calzada.

Además de la ciudad calceatense, sólo hay otro municipio de más de 3.000 habitantes (Autol) en el que se pueda contar una victoria popular. El PSOE es el partido más votado en Calahorra, en Arnedo, en Alfaro, Haro, Cervera, Torrecilla o Nájera. Y entre los pueblos de más de 3.000 habitantes, también se pintan de rojo Lardero, Villamediana, Fuenmayor o Rincón de Soto. Entre esas localidades se cuentan vuelcos electorales pocas veces vistos. Es el caso de Calahorra: en la segunda ciudad riojana por población el PP ha pasado del 45% de los votos en 1996 al 25,97% en este 28A. De nuevo la fragmentación de la derecha mina los pies del PP: Ciudadanos se lleva el 20,15% de los sufragios calagurritanos, y Vox irrumpe con el 11,22%.

El PSOE riojano celebra la victoria. / Sonia Tercero

Logroñeses

Tres de los cuatro diputados que La Rioja manda a Madrid (Marrodán, Gamarra y Alonso) son aún concejales de Logroño, compañeros en una salón de plenos fragmentado en cinco formaciones que ha vivido muchas complicaciones durante esta legislatura.

La opinión

Pero si los resultados de este 28A se trasladan al 26M, la legislatura recién pasada parecerá tranquila. El PSOE repite en la capital el vuelco que se da en toda la región, con algo más del 31,3 de los votos. La subida de los socialistas es importante (casi 9 puntos y 9.000 votos) pero aún más acusada es la caída del PP: la actual alcaldesa de la ciudad, Cuca Gamarra, deja a su partido en la capital con una caída del 40% al 24%, y perdiendo por el camino más de 12.000 votos.

Por detrás, Ciudadanos crece 3.700 votos y se planta firmemente, con un total de 16.728 votos, en la tercera fuerza de la ciudad. Un puesto del que descabalga a Unidos Podemos, que pasa de 15.401 a 11.173 votos. Y al igual que en el resto de la región, hay un nuevo actor: los ultraderechistas de Vox entran con el 8,82% de los votos en la ciudad.