«Es importante valorar el talento y da igual si es el de un chico o una chica»

Ceniceros y Valentín, ayer en la Gala del Deporte. /Miguel Herreros
Ceniceros y Valentín, ayer en la Gala del Deporte. / Miguel Herreros

La halterófila aseguró que el premio le hacía ilusión, ya que valoraba tanto su trabajo como «muchos años de dedicación» al deporte

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Lydia Valentín acaparó muchas de las miradas de los asistentes en el Palacio de los Deportes a la Gala del Deporte riojano. No es para menos. No todos los días se tiene cerca a una doble campeona del mundo y a una campeona olímpica.

La halterófila ha acumulado muchos premios y homenajes a lo largo de su carrera, pero reconoció que el de ayer le hacía mucha ilusión porque con él se valoraban muchos años de trabajo y dedicación al mundo del deporte.

Vestida de rojo, la leonesa llegó con el tiempo justo para la gala. Su plan de entrenamientos no le deja demasiado margen, ya que se encuentra inmersa en plena preparación para el próximo Campeonato de Europa. «Se celebra dentro de menos de 30 días y además es clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio», expuso. De hecho, Valentín se ejercitó ayer y, en cuanto el acto llegó a su conclusión, puso de nuevo rumbo a Madrid, donde hoy tenía previsto otro entrenamiento. «Hay que trabajar mucho», reconoció justo antes de asegurar que su galardón, una pintura realizada por Julio Sarramián, le había gustado mucho. «Me ha parecido muy original», afirmó.

«Puedo dormir tranquila porque sé que nadie va a venir a reclamarme mis medallas»

Lydia Valentín es un claro ejemplo del auge que el deporte femenino está teniendo en España. En su haber se encuentran tres medallas olímpicas, dos campeonatos del mundo y cuatro campeonatos de Europa. Con ese currículo no es de extrañar que Pedro Olalde, presidente de la Asociación Riojana de la Prensa Deportiva, la calificara como la mejor deportista femenina de la historia de España junto a la saltadora de altura cántabra Ruth Beitia.

Preguntada precisamente por ese buen momento del deporte femenino, Valentín destacó la importancia de que a los más pequeños se les dé la oportunidad de practicar aquella disciplina que les guste. «No hay deporte de género y cada uno tiene que hacer aquello que le llene porque sólo de esa manera se va a esforzar cada día para mejorar», explicó. De igual manera, la de Ponferrada hizo referencia a la necesidad de seguir haciendo hincapié en el deporte base. «Se debe valorar siempre el talento y da igual si se trata de un chico o de una chica», apostilló.

Más

Este reconocimiento llega solo unos días después de que la halterófila se colgara definitivamente la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En la competición, la española quedó cuarta, pero las tres competidoras que ocuparon el podio fueron descalificadas posteriormente por dopaje. Valentín reconoció que «no es lo mismo» recibir la medalla siete años después que hacerlo en el momento. «Porque no es igual regresar a España como campeona que como cuarta clasificada», apuntó. Aun así, se mostró muy orgullosa por el triunfo. «Soy una persona positiva y optimista y esa medalla es mía, la verdadera campeona soy yo y puedo dormir tranquila porque sé que nadie va a venir a mi casa a reclamármela», recalcó. Una reflexión que le hizo merecedora de una gran ovación por parte de los asistentes a la Gala del Deporte y con la que demostró ser una digna destinataria de la Mención de Honor.