¡Adiós, Arlequín, adiós!

Eneko y Eduardo miran cómo cae la que fue su guardería. / N.I

La antigua escuela infantil dará paso a un nuevo centro deportivo

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Casi cuatro décadas educando a los más pequeños. Casi. Hasta el pasado verano, cuando se anunció su cierre. Arlequín, la escuela infantil por la que han pasado varias generaciones de logroñeses (los primeros alumnos pudieron matricular a sus hijos una vez que crecieron y fueron padres), ya es historia. O casi. Los martillos neumáticos y las palas excavadoras han comenzado un derribo que centra las miradas más nostálgicas.

La vieja guardería dará paso a un nuevo centro deportivo y de ocio gracias a la iniciativa empresarial prevista por la propiedad del solar. Así lo dio a conocer el pasado agosto el portavoz municipal, Miguel Sáinz, al informar de la aprobación por parte de la Junta de Gobierno Local del cambio de uso de la parcela dotacional privada situada en la esquina entre la avenida de Lobete y la calle José María Lope de Toledo.

La parcela en cuestión, con una superficie de 2.380 metros cuadrados, se clasifica como suelo urbano consolidado y su calificación urbanística es la de uso dotacional privado polivalente, con una edificabilidad de hasta 1.145 metros cuadrados. Una parcela con pasado que, entre el centro y la zona este de la ciudad, quedará despejada en breve (en el presente) a la espera de futuro.

Hemeroteca

 

Fotos

Vídeos