La referencia al euskera en el Estatuto por parte del PSOE desata una ola de protestas

La referencia al euskera en el Estatuto por parte del PSOE desata una ola de protestas

Los socialistas riojanos niegan cualquier afán de equipararlo con el castellano en la región ante las acusaciones de «euskaldunización» | «La Rioja considera la lengua española y el euskera como un elemento esencial de su acervo histórico y cultural, constituyéndose así como lugar de encuentro de todas las lenguas españolas», reza el texto del PSOE

Teri Sáenz
TERI SÁENZLogroño

La batería de enmiendas presentadas por el PSOE a la reforma del Estatuto de La Rioja ha generado una tormenta mayúscula en el escenario político con un alcance incluso nacional. Las aportaciones que han levantando las hostilidades tienen como denominador común la referencia al euskera. En el artículo 9 del Título Preliminar, señalan que «La Rioja considera la lengua española y el euskera como un elemento esencial de su acervo histórico y cultural, constituyéndose así como lugar de encuentro de todas las lenguas españolas». Una alusión reiterada tanto en el preámbulo como en el Título IV relativo a las competencias de la comunidad, entre las que los socialistas proponen «la investigación científica y técnica, en coordinación con la general del Estado, prestando especial atención a la lengua castellana y al euskera por ser originarias de La Rioja y constituir parte esencial de su acervo cultural». Tres apuntes de los que ayer se hacía eco el diario ABC interpretando que el PSOE de La Rioja pretende aprovechar el proceso de renovación de la norma fundamental de la región para imponer el vasco en la ley por primera vez en su historia.

Las reacciones no se hicieron esperar. En comparecencias públicas o a través de las redes sociales. En el ámbito de la comunidad y más allá de sus fronteras. El presidente del Ejecutivo regional, José Ignacio Ceniceros, fue uno de los primeros en pronunciarse rechazando las tesis socialistas. «El español es una de nuestras señas de identidad, en las que estamos todos los riojanos dentro de ese sentimiento y el euskera no tiene nada que ver ni con el acervo cultural ni histórico de La Rioja», respondió a preguntas de la prensa en la inauguración de las nuevas instalaciones de Nidec Arisa para concluir: «Los valores de los riojanos no se pueden cambiar de la noche a la mañana ni a golpe de una reforma de un Estatuto».

Más

Su predecesor en el cargo y actualmente vicepresidente primero del Senado también rechazó de plano lo que calificó como «un experimento que no lleva nada más que a enemistar, dividir, provocar y destruir». «Como riojano y como español, me hago de bruces (sic) al ver lo que están intentado hacer los socialistas», confesó para, tras hacer un repaso retrospectivo de las relaciones entre La Rioja y el País Vasco, concluir que «el respeto y las diferencias entre ambas comunidades han imperado por encima de todo, y eso es precisamente lo que nos une: el respeto». Más contundentemente aún se expresó Cuca Gamarra, quien calificó vía Twitter de «barbaridad» la propuesta del PSOE. «O ha perdido la cabeza y desconoce la realidad de La Rioja o quiere euskaldunizarla, como está haciendo en Navarra». «Me parece gravísimo», prosigue la alcaldesa de Logroño. «Ni hablamos euskera nadie, ni queremos hablarlo, ni forma parte de nuestra cultura», agrega a través de su cuenta personal ilustrando su reflexión con una imagen de la portada de ABC. En términos similares se manifestó el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Jesús Ángel Garrido, para quien las enmiendas del partido liderado en el hemiciclo por Concepción Andreu son el «caballo de Troya» para esa euskaldunización. «Deben explicar si esta operación forma parte de algún acuerdo para atornillar al 'okupa' de Pedro Sánchez al sillón de La Moncloa», aseveró junto al coordinador general del PP en La Rioja, Diego Bengoa, quien garantizó que su formación «no va a permitir» que se replique en la región la situación que a su juicio se opera en la comunidad foral.

También los populares vascos desconfiaron del propósito de las enmiendas por boca de su secretaria general, Amaya Fernández. «Se trata de un guiño más del socialismo al nacionalismo vasco», afirmó -el PNV declinó hacer declaraciones- para agregar que «asumir la retórica nacionalista hasta en La Rioja es muy preocupante». «La utilización política de las lenguas y la cultura, como muy bien sabemos en el País Vasco, sólo contribuye a dividir, a restar y acaba empobreciendo a la sociedad», abundó en sintonía con el secretario general del PP nacional, Teodoro García, que reclamó a Sánchez que deje de «introducir disparates» como éste en la política española, reclamándole que no genere «un problema que no existe».

Lejos de las filas populares también se recabaron reacciones contrarias. Desde el PR+, su candidato a la Presidencia de La Rioja declaró a través de Twitter: «Imponer en La Rioja el euskera es un ataque intolerable del PSOE a los riojanos, a nuestra historia, nuestra cultura, nuestra lengua y nuestra identidad». Por Ciudadanos, su portavoz del Grupo Parlamentario reconoció que el «hecho histórico» de que en San Millán aparecieran las primeras palabras escritas en euskera «tiene un valor histórico y turístico», pero no puede equiparar esa lengua al castellano. «Hacer un símil entre ambas no tiene mucho sentido (...) y puede ser una puerta abierta a los nacionalismos», arguyó Diego Ubis a preguntas de la prensa.

La «cuna de la convivencia»

Los dirigentes socialistas de La Rioja insistieron ayer reiteradamente en desmentir todas las lecturas contrarias a unas enmiendas cuyo espíritu resumió la propia Andreu durante el fin de semana en el Comité Federal del PSOE que le ratificó como candidata a ocupar el Palacete de Vara de Rey. «En San Millán también se encontraron las primeras palabras en euskera y esa convivencia lingüística, que durante tantos siglos ha sido tan armoniosa y ha permitido que las dos lenguas crecieran, me sirve de ejemplo para convertir a La Rioja en cuna de la convivencia y el entendimiento de todos los pueblos de España», dijo.

 

Fotos

Vídeos