Chicharito se reivindica

Chicharito remata de cabeza. /
Chicharito remata de cabeza.

El golazo de cabeza del mexicano fue lo mejor de una tarde plomiza en la que el Madrid fue muy superior al Eibar

IGNACIO TYLKOMadrid

Victoria cómoda, poco desgaste, ausencia de lesiones, otro gol de Cristiano Ronaldo, reivindicación de Chicharito con un precioso testarazo que garantizó el triunfo y descanso para jugadores básicos. El Real Madrid cumplió todos sus objetivos en un encuentro de trámite. A sólo tres días de un apasionante derbi ante el Atlético en Champions y con un rival enfrente correoso pero tan humilde como el Eibar, que antes de vencer al Málaga estuvo nada menos que once partidos sin ganar, Ancelotti decidió que había que rotar y no asumir riesgos innecesarios. Es más bien reacio a dar un respiro a sus referentes, pero el italiano entendió que la situación era propicia y que con su fondo de armario le bastaría para superar al equipo vasco de Garitano, concedor de que su Liga no pasa por el Bernabéu.

3 Real Madrid

Keylor Navas, Arbeloa, Varane, Ramos (Pepe, min. 64), Marcelo (Nacho, min. 64), Illarramendi, Modric (Lucas Silva, min. 60), Isco, Jesé, Chicharito y Cristiano Ronaldo.

0 Eibar

Irureta, Lillo, Añibarro, R. Navas, Dídac, Dani García (Boateng, min. 77), Borja, Capa, Saúl Berjón (Arruabarrena, min. 46), Javi Lara y Manu del Moral (Piovaccari, min. 65).

Árbitro
Hernández Hernández (Comité Canario). Mostró amarilla para Dídac Vila, Arruabarrena, Javi Lara, Boateng
Goles
1-0: min. 21: Cristiano Ronaldo. 2-0: min. 32, Chicharito. 3-0: min. 83: Jesé
Incidencias
Prácticamente lleno en el Santiago Bernabéu en una tarde con sol y lluvia. 31ª jornada de Liga.

Con Cristiano al frente, ya que los comités le retiraron la injusta amarilla que vio en Vallecas, eran mucho menos preocupantes las bajas de Kroos, James y Bale. Tanto que Carletto prescindió también de Benzema y brindo a Chicharito su primera titularidad liguera en el Bernabéu, aunque también jugó de inicio en el choque de la octava jornada, frente al Levante en el Ciutat de Valencia.La presencia del mexicano fue la principal noticia de un duelo unidireccional que los campeones continentales resolvieron en poco más de media hora. Chicharito completó una actuación notable. Aunque trató de bajar a recibir y asociarse con los centrocampistas, en esa faceta no es Benzema. Pero dentro del área estuvo rápido, ágil, atento y acertado. Marcó un golazo de cabeza, su cuarto tanto en Liga, tras un centro enorme de Arbeloa, que ya suma cinco asistencias en este campeonato a pesar de ser suplente.

Era el segundo del Madrid, que antes celebró el acierto de Cristiano en un golpe franco, donde el luso contó con la inestimable colaboración de Irureta y de ese balón reglamentario pero playero, según se quejan de forma unánime los porteros. CR7, muy activo, abrió la lata eibarresa al firmar su gol 38 en esta Liga, 49 en el total de las competiciones, y marcó de falta once meses después.

La tarde también ofreció también buenas noticias para Isco, encoraginado tras su sorprendente suplencia en Vallecas, donde Ancelotti prefirió a la 'BBC' y al colombiano James, y para Illarramendi. Poco exigido por los rivales y a un ritmo más bien lento, el guipuzcoano estuvo atinado en la distribución de juego. No se complicó pero movió con buen criterio el balón.

Keylor Navas, sin trabajo

Lo más contradictorio fue ver las evoluciones Jesé, que disfrutó de la titularidad pero apenas percutió por el perfil derecho hasta que arregló su actuación con una buena arrancada, remate cruzado y gol, cerca del final. En esa acción recordó a su mejor versión, pero está lento y sin confianza, lógico después de una grave lesión y la consiguiente recuperación. Combina poco con sus compañeros y apenas busca ese uno contra uno en el que tanto brillaba antes de que Kolasinac, defensa del Schalke, le rompiera una rodilla.

Además del claro dominio local, los exámenes a los poco habituales y los goles, ese período inicial dejó una de las jugadas más extrañas de la Liga. Modric lanzó un córner desde la derecha, Cristiano peinó, Ramos entró desde atrás y entre Irureta y el larguero evitaron el gol. Tras el rechazo, Isco golpeó desde fuera del área y el balón cogió un efecto extraño y pegó en los dos postes. Marcó a placer Chicharito, pero la jugada se anuló por un claro fuera de juego. Ahí anduvo lento el mexicano para salir antes junto a los defensores.

Como el Eibar seguía sin asomar en la segunda mitad y la situación estaba bajo control, Ancelotti pasó a pensar aún más en el derbi del martes. Dio casi media hora de descanso a Modric, Sergio Ramos y Marcelo, jugadores básicos por calidad, liderazgo y experiencia, y posibilitó la reaparición de Pepe tras una lesión muscular. También entraron Lucas Silva, quien de momento no mejora nada de lo que hay, y el canterano Nacho, en entredicho precisamente desde su muy deficiente actuación en el 4-0 liguero sufrido por los merengues en el Calderón. Keylor Navas, casi inédito toda la tarde, sufrió un duro choque con Pepe, al que se le dobló el tobillo, en una pugna en la que Piovaccari metió el pie sin medir. Un susto antes de que Jesé apuntillase a los azulgrana.