U.D. LOGROÑÉS

Muneta se apunta a Anduva

Muneta abandona el césped acompañado por José Miguel Martín, fisioterapeuta de la UD Logroñés, el pasado domingo. :: fernando díaz
/
Muneta abandona el césped acompañado por José Miguel Martín, fisioterapeuta de la UD Logroñés, el pasado domingo. :: fernando díaz

El jugador sufre un engrosamiento en el tendón de Aquiles derecho, pero está convencido de poder jugar el sábado

M. GLERA LOGROÑO.

Alcanzaba el partido el minuto 55 cuando Antxon Muneta se dejaba caer sobre el césped. Su cuerpo había dicho basta. El vizcaíno estaba siendo el mejor blanquirrojo del encuentro por su capacidad para manejar el balón y el tiempo del mismo, pero su tendón de Aquiles no aguantó más. Enfilaba camino de vestuarios acompañado por José Miguel Martín, fisioterapeuta del club, y dejaba su puesto a Miguel Santos.

Eso fue el domingo. En un principio, el jugador sufre un engrosamiento del tendón de Aquiles derecho, es decir, una inflamación del mismo. ¿Tiempo de recuperación? El futbolista quiere jugar en Anduva el próximo sábado. Le sobra motivación para ello y, además, sabe que su equipo le necesita y él no duda en sacrificarse por el colectivo.

La cautela manda en el seno del primer equipo, que ayer guardó descanso, pero también el optimismo. «El domingo tenía el tendón más inflamado que el lunes y espero que hoy esté mejor que ayer», decía el jugador, al que su castigado cuerpo limita la brillantez de su fútbol. Muneta admite que ya sufrió frente al Real Unión, partido en el que jugó los noventa minutos. La situación se repitió cinco días después en Gobela, pero sólo disputó cincuenta minutos. Suplió a Álvaro Arnedo, que se lesionó antes del descanso. Pero es que antes de recibir al Real Unión, el centrocampista no estuvo ni en Lejona ni en Zubieta, frente a la Real Sociedad B.

«He estado jugando como podía estas semanas, porque me dolía el tendón y se inflamaba. El domingo acabe muy justo la primera mitad y ya advertí de ello en el descanso. Fui a hacer un esprint y no pude. Cuando estoy bien, aparece alguna molestia», decía el jugador para explicar lo ocurrido ante el Gernika.

El reto de Miranda

Sin embargo, el partido del sábado cambia la mente. La ilusiona, la ilumina. Muneta pasó cuatro años fantásticos en Anduva. Llegó en el verano del 2010 después de cumplir su etapa Sub'23 en Portugalete, Barakaldo y Osasuna B. Y en Miranda logró el ascenso, en su segunda temporada, jugó dos campañas en Segunda División y disfrutó de la histórica Copa del Rey que acabó en semifinales, en San Mamés.

En Logroño cumple su cuarta campaña. Carlos Pouso lo fichó, primero en calidad de cedido, del Reus, donde pasó unos meses. Desde aquel instante ha sido habitual en las formaciones iniciales riojanas, tanto con el técnico vasco, como bajo las batutas de Rafa Berges y ahora de Sergio Rodríguez.

«No me quiero perder ese partido. Seguro», indica el futbolista que confía en que hoy le responda mejor su pierna derecha. «Quiero estar recuperado y ganar, que es lo que hay que hacer», indica Muneta. Una obligación, la de ganar, ya que de perder, la situación se complicaría tanto que ese mismo día la UDL podría decir adiós a la ilusión de jugar su tercer play off de ascenso desde el nacimiento del club.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos