Remón y Rayco, las incógnitas riojanas

La plantilla de la UD Logroñés regresa hoy a los entrenamientos pendiente de la recuperación definitiva los dos jugadores

M.G. LOGROÑO.

La UD Logroñés regresa esta mañana a los entrenamientos, ya que esta semana ha cambiado el día de descanso debido a que juega el sábado, y no el domingo, en Anduva. El Mirandés ha seguido el mismo plan que los riojanos y hoy comienza a preparar el compromiso, importante también para él.

La gran incógnita, una semana más, es saber si Sergio Rodríguez podrá contar con César Remón y Rayco García en este compromiso después de que ambos se hayan perdido los tres últimos partidos. No juegan desde que lo hicieron en Zubieta, frente al filial donostiarra.

El ánimo de Muneta por estar presente en Anduva alivia la situación blanquirroja, ya que sin él y sus dos compañeros, Rodríguez se vería obligado a adaptar a algún jugador para esa demarcación. A esas ausencias hay que sumar la de Ñoño, que cumplirá su segundo y último partido de suspensión. Ahora bien, con los tres, la situación no sería tan extrema, ya que el preparador podría contar con diecisiete jugadores de la primera plantilla, un lujo para lo que han sido las últimas semanas.

Tanto Rayco como César Remón estuvieron trabajando la semana pasada sobre el césped, aunque más con zapatillas que con botas. En un principio, si ambos quieren estar en Anduva, este martes deberían comenzar a trabajar a un nivel más alto para irse sumando a la labor de grupo mañana mismo o el jueves, como muy tarde.

En el Mirandés, Pablo Alfaro no tiene tantos problemas con los efectivos de su plantilla, pero la derrota en Tudela ha supuesto un revés inesperado que ha dejado al equipo a una distancia en la que tanto Real Sociedad como Racing de Santander pueden superarle el fin de semana en la tabla, según se dé la combinación de resultados. Además, esa derrota ha abierto un paréntesis en una racha de cinco partidos sin perder.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos