La Rioja

Félix Revuelta, presidente de la UD Logroñés.
Félix Revuelta, presidente de la UD Logroñés. / SONIA TERCERO

SEGUNDA DIVISIÓN B

«Carlos nos ha dado muchas alegrías y nos lo estamos cargando»

  • Félix Revuelta, Presidente de la UD Logroñés

  • El propietario del club riojano sale en defensa de Carlos Pouso y apela a la calma para que el equipo salga de su bache de juego y resultados

La derrota de la UD Logroñés en Navalcarnero ha desatado toda una serie de acontecimientos en los que el mal juego y los malos resultados que cosecha han derivado en muchos nervios, tanto en la afición como en el seno de la propia entidad blanquirroja. Carlos Pouso dijo el domingo que se apartaría del banquillo si era él el culpable de la situación. En ese partido también estuvo presente Félix Revuelta, por lo que era importante conocer el sentir del presidente del club y cómo ve la situación. Él es quien toma las decisiones y ayer era un hombre que veía con pesar lo que está sucediendo, pero que defiende hasta el final a su entrenador, a quien verá el domingo ante el Mensajero.

Opinión

- ¿Cómo entiende la situación del equipo y el mal ambiente que está viviendo?

- La gente siempre se pone nerviosa por lo mismo, por los resultados. Si ahora ganamos tres partidos seguidos, todo el mundo estará contento y feliz. Yo estuve viendo el encuentro de Navalcarnero. Es un campo difícil, con un adversario muy endeble, pero que en su recinto se hace fuerte. Ellos disfrutaron de dos barullos y metieron dos goles. Nosotros marcamos un golazo y nos anularon otro. Dispusimos de tres o cuatro ocasiones, pero el balón no entró porque la mala suerte se ceba con los que están pasándolo mal. Los chavales se exprimieron, trabajaron, lucharon y salieron llorando. ¡Qué quieres que te diga! Los equipos son así y lo único que yo pido a todo el mundo es que haya calma y cordura. Hay equipo y tirará para adelante cuando tengamos las cosas de cara. El año pasado el Tudelano estaba a punto de bajar, si bien en la segunda vuelta se puso arriba y al final no superó al Racing por poco. ¿Carlos Pouso ha sido bueno hasta ahora y ahora es malo?

- Estuvo hablando con él al final del encuentro. ¿Qué le hizo llegar?

- Le he dicho que tenga calma, que hay que seguir trabajando, que hay que ensamblar el equipo. En Navalcarnero yo vi bien a la UD Logroñés y también un buen encuentro. La gente se pone nerviosa porque quiere resultados. Yo también los quiero, que pierdo más que ellos. Pero lo que pido es que se calme un poco todo. La UDL tiene un proyecto con Carlos Pouso y va a tirar para adelante con Carlos Pouso.

- El técnico aseguró el domingo que sí era él el problema, se apartaba del banquillo.

- Carlos no es el problema. Él es una persona que, como nos ha demostrado, entiende mucho de fútbol y nos ha dado dos años muy bonitos, muy divertidos. Ahora las circunstancias han cambiado y ya sabemos que en Logroño la gente se pone muy nerviosa, porque es una ciudad pequeña, donde todo afecta mucho. Yo recomendaría a los aficionados que este domingo en vez de gritar, aplaudan y apoyen al equipo. Porque en lo que yo vi ayer (el domingo): un equipo que se dejó la piel. Y trasmitiendo nervios al equipo y al entrenador, lo que podemos generar es que Carlos Pouso decida marcharse.

- ¿Qué piensa usted?

- Yo tengo toda la confianza en Carlos. Va a luchar por el puesto, por todo, pero también llega un momento en que está fastidiado.

- ¿Le transmitió el técnico la idea de dimitir?

- No, porque yo no se lo voy a permitir. Otras opciones le puedo admitir, pero dimitir, no.

- ¿Entra en esas opciones reestructurar la plantilla en el mercado de invierno?

- Sí. Lo que él me diga. Si él me dice que hay que reestructurar el equipo, se hará. Yo no he visto una plantilla mala. He visto algunos fallos en algunos jugadores, pero en general tenemos una plantilla tan sólida como la del año pasado. Tampoco he visto muchos partidos. Mi opinión es de un partido.

-Pero tiene información de que hay jugadores que no están funcionando.

- También ha habido mala suerte. Un futbolista que prometía mucho, como Juanfran, se ha lesionado y prácticamente no ha podido debutar. Hay algunos jugadores que a lo mejor no han dado la medida todavía, pero un día se destapan y empiezan a hacerlo. Esto es muy rotatorio. Mira el Atlético de Madrid. ¿Ahora va a echar a Simeone? Creo que en el fútbol lo que falta es tranquilidad y calma y ese nerviosismo que transmite la afición, que lo entiendo, hay que sosegarlo. Los periodistas también tenéis que calmar la situación un poco, porque si vosotros os ponéis nerviosos lo transmitís a la afición. Los grandes perjudicados, al final de esta cadena son los jugadores y el entrenador. Si el técnico está desmotivado se va a equivocar más que si está motivado.

- El equipo no lo está haciendo bien, no funciona como todos quieren, incluso dentro del club.

- Claro que no está funcionando, pero tampoco estamos para descender. Si ganamos dos partidos, nos metemos en la zona de arriba. Entonces, ¿qué hacemos? ¿Nos rasgamos las vestiduras o nos ponemos a animar? Vamos a animar para ganar esos partidos. Yo siempre pongo como ejemplo a las aficiones del Athletic o del Sporting, que cuando va perdiendo su equipo y están jodidos, animan, animan y animan. Y nosotros, en cuanto viene un mal día, ya estamos todos jodidos, afición, periodistas,... todos. Esa es la afición que tenemos. O cambiamos o no vamos a ninguna parte. Porque mañana vendrá otro entrenador y pasará lo mismo. Y se lo cargarán. Y me molesta mucho, porque Carlos Pouso nos ha dado muchas alegrías y nos lo estamos cargando. Todos, eh,... Y vosotros también tenéis culpa.

- ¿Está tan caliente Pouso como parece que da a entender?

- Él está quemado, lo estoy reteniendo yo. Se está quedando por mí. Si no, se habría ido ya y nos hubiera dejado espantados. Yo le estoy dando tranquilidad. Le pido proyectos, que me hable de futuro. El presente lo tenemos jodido. Pues vamos a mirar al futuro y ver qué tenemos qué hacer. Y lo que haya que hacer, se hará, pero con calma y tranquilidad. Yo pido a los periodistas que transmitáis tranquilidad, que las cosas no se consiguen de esta forma, sino al revés. Cuando las cosas van mal es cuando más hay que apoyar.

- El domingo tiene previsto acudir a Las Gaunas. Es un partido que tenía señalado desde hace tiempo. ¿Qué espera?

- El domingo voy a estar en Las Gaunas y espero no encontrarme a la gente gritando, porque nos estaremos tirando piedras contra nuestro propio tejado. Al equipo hay que animarle. El campo de Las Gaunas ya es frío de por sí y si encima gritamos, mal vamos. Yo estuve en el campo el domingo y algunos aficionados de los que fueron empezaron a machacar a Carlos, diciéndole que se fuera ya. Me parece que no es la forma, porque hace dos años, todos estábamos clamando por renovarle. Porque era el mejor... y ahora nos lo cargamos. Ni tan bueno era antes ni tan malo es ahora. Carlos Pouso es humano y le influye todo esto.

- ¿Tal vez es que hay una presión excesiva?

- La presión en las ciudades pequeñas es muy fuerte. Él es muy extrovertido, se ha mezclado mucho con las aficiones y esto también perjudica. Si tenemos un entrenador que se encierra en su cuarto y no dice nada, es un cerrado. Si tenemos un tío cojonudo, que habla con todo el mundo, cuando lo queremos machacar lo machacamos por la calle. Y vosotros sois los que mejor podéis hacer la labor de tranquilizar las cosas.

- ¿Qué mensaje le gustaría transmitir?

- Que las cosas están mal, sí, pero cuando están mal es cuando tienes que luchar. Yo voy a cumplir setenta años y las he pasado de todos los tipos. Y cuando hay malos momentos es cuando más hay que remar. Ahora hay que seguir remando, porque hay soluciones. En el historial de Carlos hay muchos más claros que nubes. Ayudémosle un poquito y démosle tranquilidad. Yo le voy a apoyar a muerte. El mensaje es que nos ha dado mucho durante dos años y ahora no estamos tan mal. Con dos partidos que ganemos, estaremos arriba.