Los hoteles mexicanos ya no son (sólo) para dormir

Los hoteles mexicanos ya no son (sólo) para dormir

México gana puestos en las preferencias de los españoles para ir de vacaciones | Alojarse en determinados hoteles supone una experiencia que incluye, sobre todo, la gastronomía

INÉS MARTÍNEZ

España es el séptimo mercado más importante en origen de turistas que viajan a México a nivel mundial y el segundo más relevante en Europa por detrás de Reino Unido, con Ciudad de México, Cancún y Riviera Maya como los destinos más demandados por estos turistas. En los últimos ocho meses del 2018, 191.700 visitantes españoles visitaron el país americano, según datos de Turismo de México y a escala global, México recibió 39,3 millones de visitantes en 2017, un récord histórico que ha supuesto un aumento del 78,7 % en las visitas internacionales al país desde 2012.

Está claro que México se está convirtiendo en un destino preferente para los españoles. Y es, además, un turismo que está cambiando ya que México ya no es solo playa, es también sinónimo de cultura, gastronomía y eventos. Como explica Gustavo Jiménez Tapia, director del hotel Barceló México Reforma, hay una gran diferencia entre sus clientes en España y México. En el primer caso, donde la cadena nació, hay una amplia oferta tanto en zonas de playa con un cliente vacacional, como en las grandes ciudades, donde el turismo es más cultural o de negocios. En el segundo, sus clientes están dedicados en su mayoría al disfrute y relax en las playas. Pero la tendencia está cambiando. Hoy en día los hoteles no son sólo para dormir. Alojarse en una ciudad es sinónimo de experiencias, de atención, de servicios y de gastronomía. Pero cada hotel sabe perfectamente a quién va dirigido y establece sus instalaciones y posibilidades en función del tiempo que los clientes pasan en él y de a qué dedican ese tiempo.

Y ese tiempo hoy en día también va enfocado a los eventos, los negocios y la gastronomía. Jiménez explica que foros como 'Futuro en Español', que el día 12 aterriza por segunda vez en México, ayudan a unir intereses entre España y el país americano. El hotel que él preside acogerá parte de los actos del encuentro, organizado por Vocento y el diario mexicano El Universal y con el patrocinio de Mapfre, BBVA, Seguritech, Bimbo, Tierra de Sabor y Denominación de Origen Ribera del Duero así como con la colaboración de la Embajada de España en México, Barceló y Mezcal Amores. Dos de esos actos son un almuerzo de trabajo y una cena ejecutada por Óscar García, chef del restaurante Baluarte de Soria, poseedor de una Estrella Michelin, elaborado con productos del sello de calidad español Tierra de Sabor y acompañado con vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

Y ahí es donde Barceló ve que el tipo de turismo en México está cambiando. Las experiencias hoteleras suman puntos con restaurantes japoneses o italianos de primer nivel o el innovador concepto de buffet «B Likeat» como en el caso del Barceló México Reforma, y persiguen ser el centro de negocios y convenciones.

Según la memoria de 2018, México, donde el Barceló tiene 22 hoteles, aportó al grupo 60,6 millones de euros de beneficios. En el caso de España, Barceló tiene 61 hoteles y sigue siendo el país que más beneficios aporta a Barceló Hotel Group con un total de 73,8 millones de euros, lo que supone un 40,5% del total de ganancias de la cadena mallorquina. España, México, República Dominicana y Aruba aportaron 166,8 millones de beneficios al grupo en 2018, un 91,6% del total.

Más información:

Temas

Vocento