«Más que agitador, soy un cristalizador de ideas latentes»

«Más que agitador, soy un cristalizador de ideas latentes»

dibujante y pintor

J.S.LOGROÑO.

La obra gráfica de Andrés Rábago ha ilustrado algunas de las publicaciones más importantes desde los años setenta en España, primero firmando como OPS en revistas como La Codorniz y Hermano Lobo y, más tarde, con el heterónimo definitivo de El Roto en otras muchas desde Ajoblanco hasta El País, donde publica desde la década de los noventa. Más que unos pocos centímetros cuadrados de humor satírico, su viñeta constituye una referencia diaria de pensamiento y resistencia humanista.

-¿Cómo trabaja?

-Lo primero es leer la prensa y anotar ideas. El resto de la mañana lo dedico a pintar. Y por la tarde trabajo en viñetas; buscar material fotográfico para la escena que he pensado y hacer el trabajo puramente gráfico. Lo último que hago es elegir entre los dibujos de los últimos días la viñeta para publicar al día siguiente.

-Su actualidad es atemporal.

-Me interesan los temas de fondo y los matices que quedan perdidos pero hay ocasiones en que sí tienes que tratar temas puntuales.

-Usted, que ha trabajado con censura durante la dictadura, ¿qué opina de nuestra libertad? ¿Somos capaces de pensar libremente?

-Hay muy poco pensamiento importante. También tengo una preocupación humanista de hacia dónde vamos y cómo podríamos detener esta caída al abismo.

-Sus personajes, siendo ricos y pobres, poderosos unos y oprimidos otros, parecen víctimas por igual de un ominoso poder superior.

-Yo creo que la persona que ejerce violencia también la ejerce sobre sí misma. Lo mismo ocurre con la solidaridad. Aquello que hacemos repercute en nosotros. Pero es cierto que en cada uno habitan infinidad de seres. Eliminar lo negativo y trabajar lo positivo es el trabajo inevitable de lo que yo entiendo que es la vida.

-Sus viñetas son derrotistas, no cínicas, pero casi siempre pesimistas. Sorprende usted hablando en términos de esperanza.

-Yo creo que el final de todo será positivo, lo que no sé son las desgracias que pasaremos antes de llegar a ese descubrimiento de vivir en la Tierra de manera feliz. Necesitamos más meditación, más sentido, más proximidad con el otro... Todo aquello que siempre ha constituido lo más humano. Y eliminar de nosotros toda esa violencia que también está en nuestro ser.

-¿Agitador de conciencias?

-Más que agitador, cristalizador de esas ideas que están latentes en una parte al menos del pensamiento colectivo. Mi voluntad es meramente de apoyo a quienes también piensan así, ayudarles a tener una idea más clara de ese pensamiento.