Patricia Ramírez, madre de Gabriel: «Espero que nunca más se hable de esta mujer»

Patricia Ramírez a su llegada a los juzgados. / EFE

Los progenitores del menor han asistido a la lectura del veredicto desde la primera fila del banco destinado al público

MIGUEL CÁRCELES y ALICIA AMATE

«Dijimos que íbamos a luchar porque esa bruja no pisara más la calle y creemos que lo hemos conseguido». Patricia Ramírez, madre de Gabriel Cruz, el pequeño de ocho años que pereció como víctima del impactante crimen de Rodalquilar, se dirigía a la prensa y a las decenas de almerienses que, amontonados, se han acercado al Palacio de Justicia de la capital para seguir de cerca la lectura del veredicto del Caso Gabriel y, con la voz rota, ha acertado a lanzar un grito de victoria. «Creemos que lo hemos conseguido».

«Se ha hecho justicia por Gabriel, por toda la marea de niños y por que esta mujer no salga nunca más», ha insistido Patricia Ramírez. Acompañada por familiares directos (entre otros, su madre y abuela del menor), ha puesto de relieve el trabajo de quienes les han acompañado «durante este transitar que, desgraciadamente, como sabéis, está lleno de escollos en el camino».

«Quiero resaltar para mi persona, creo que hablo en nombre de Ángel también, el excelente trabajo del equipo de abogados de la acusación particular así como psicólogos y personas que nos han acompañado», ha dicho. «Espero que sirva para plantearse que en este tipo de situaciones, amén de las víctimas y la memoria de los que se van, las filtraciones deberían de no producirse y hay determinados contenidos que por tratarse de menores no deberían de haber trascendido», insistió la madre del menor.

«Espero que nunca más se hable de esta mujer. Que nunca más le haga más daño», subrayó. Patricia Ramírez se ha dirigido a los medios flanqueada a su derecha por Ángel Cruz, padre del menor, quien ha subrayado asimismo que «hoy se ha hecho justicia a Gabriel». En una rotunda frase, ha asegurado que a Quezada, a la que el jurado ha considerado culpable de cinco delitos, entre ellos el de asesinato con alevosía de su pequeño, «hay que sacarla de la sociedad». «Los psicópatas tienen que estar encerrados».

Ángel Cruz ha asistido, como Patricia Ramírez, a la lectura del veredicto desde la primera fila de la bancada del público. Además, no se ha dispuesto de biombo para impedir que los familiares observasen la actitud de la acusada. Cruz pidió en su declaración judicial que se dispusiera de dicho biombo.

Tras el juicio, los padres se dirigieron en la intimidad a la Ballena de la Rambla, un espacio en la desembocadura de la rambla de Belén, en la capital, en el que los almerienses rindieron homenaje al pequeño desaparecido una vez se supo de su triste fallecimiento y en el que hay una inscripción en su honor.

Más información: