La Audiencia Nacional abre diligencias en relación a las armas que entregará ETA

Abren diligencias en relación al desarme de ETA./
Abren diligencias en relación al desarme de ETA.

El juez Eloy Velasco ha respondido así a la petición de la Fiscalía de cursar una comisión rogatoria a Francia para recabar información sobre el desarme

EFEMadrid

Eloy Velasco, juez de la Audiencia Nacional, ha abierto diligencias en relación con la petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de cursar una comisión rogatoria a Francia para recabar información sobre el arsenal de armas que la organización tiene previsto entregar este sábado en el país galo.

En un auto notificado este viernes, y antes de la admisión a trámite de la denuncia presentada el pasado jueves por la Fiscalía ante el anuncio de que las armas se iban a entregar este sábado, Velasco ha decidido la apertura de estas diligencias previas. En esta misma resolución, el juez archiva otra denuncia de la asociación de víctimas Covite al no ser coincidente con la interpuesta por la Fiscalía, que lo que solicita es cooperación jurídica internacional.

Velasco no descarta una "posterior reapertura en función del desarrollo de los hechos previstos" de la denuncia de Covite, pero en este momento "los hechos presuntamente delictivos denunciados, tendrían lugar en Francia, habiendo emitido las autoridades francesas un comunicado oficial reseñando que 'solo la autoridad judicial francesa está habilitada para hacerse cargo de las armas y explosivos de ETA".

La Fiscalía, a petición de la Guardia Civil, solicitó ayer al juez la apertura de estas diligencias "a efectos de cursar a las autoridades judiciales francesas la oportuna comisión rogatoria internacional". Así, la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que ahora dirige Jesús Alonso, está interesada en conocer el material que se entregue finalmente para poder determinar si alguna de las armas forma parte de algún procedimiento contra la banda terrorista.

No obstante, las fuerzas de seguridad tienen pocas esperanzas de que las armas entregadas por ETA sirvan para arrojar luz sobre los 224 atentados de la banda sin resolver, ya que seguramente estarán "limpias" de pruebas y muchas de las usadas en esas acciones ni siquiera se habrán facilitado a los "mediadores".

El colectivo de víctimas de ETA ha pedido este mismo viernes al Gobierno y a la Audiencia Nacional que establezcan los mecanismos necesarios para que las fuerzas de seguridad del Estado puedan participar en el análisis de las armas que se entreguen a las autoridades francesas.

Son armas que constituyen "evidencias judiciales" que pueden servir para esclarecer los más de trescientos asesinatos de ETA no resueltos. Igualmente, el colectivo reclama a los gobiernos español y francés "la estricta "aplicación de la ley", porque "este supuesto final de ETA no puede estar presidido por la impunidad".

Cientos de fusiles, armas cortas y explosivos

El armamento que ETA ha entregado al 'grupo de Luhuso' está compuesto por cientos de subfusiles, fusiles de asalto, armas cortas y kilos de explosivos. El arsenal multiplicará por ocho el material decomisado en diciembre en Luhuso, según ha asegurado el diario Le Monde.

El diario francés ha destacado, además, que decenas de "militantes", con personalidades políticas, irán mañana de madrugada a los lugares donde debe realizarse "el traslado" de las armas de ETA a las autoridades francesas.

Asimismo, ha manifestado que la amplia operación de desarme ha necesitado unas importantes condiciones de seguridad para evitar filtraciones e incluso detenciones. En este sentido, ha señalado que los mediadores han tenido acceso a los zulos para sacar las armas de los lugares donde se encontraban en ocasiones ocultas en casas de particulares o en zona de monte.

El pasado 17 de marzo Le Monde ya había informado de que varios cientos de personas pertenecientes a las organizaciones de la sociedad civil y cargos electos de Iparralde participarían en el desarme definitivo de ETA.

El periódico galo aseguró que Jean Noël Etcheverry, detenido el 16 de diciembre en la operación de Luhuso cuando se iba a proceder a la entrega de un arsenal de armas, había explicado que ETA les había confiado "la responsabilidad" del desarme. "ETA quedará totalmente desarmada en la tarde del 8 de abril", ha aseguró.

Y el diario francés ha afirmado este mismo viernes que el armamento entregado multiplica por ocho el material decomisado en diciembre en Luhuso. En la operación se requisó, según Etcheverry, un 15% del armamento que le quedaba a la banda.

Entre el arsenal había una decena de subametralladoras Uzi, cerca de una decena de fusiles de asalto G-3 (fabricado por la marca alemana Hecler & Koch), más de veinte revólveres Smith&Wesson, armas Sig-Sauer de estrellas, Browning, cientos de detonadores, decenas de kilogramos de explosivos y municiones, cables.