Revuelta adquiere el edificio subastado por Cocina Económica en Calvo Sotelo

Edificio del número 12 de la calle Calvo Sotelo de Logroño que ha sido subastado. /Juan Marín
Edificio del número 12 de la calle Calvo Sotelo de Logroño que ha sido subastado. / Juan Marín

El empresario riojano, que ha pagado 800.000 euros, presentó la única oferta por el inmueble donado a la institución en el 2014

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Presidente Calvo Sotelo 12 tiene nuevo dueño. Casewa S.A.U, sociedad dedicada a la actividad inmobiliaria (compraventa de bienes) propiedad del empresario riojano Félix Revuelta, adquirió por 800.000 euros en subasta pública el inmueble donado a la Cocina Económica hace poco más de cuatro años.

Se da la circunstancia de que la oferta de Revuelta, colaborador fijo de ésta y otras instituciones y entidades sociales a través de sus diferentes empresas, fue la única presentada en la puja celebrada ayer y la que, por tanto, resultó ganadora... por el precio de salida, además.

Presidente Calvo Sotelo 12, edificio que actualmente cuenta con un solo contrato de alquiler en vigor de una de sus viviendas interiores, data de 1914 y es obra de Agustín Cadarso (el arquitecto que proyectó el Círculo Logroñés apenas dos años después) según consta en la 'Guía de Arquitectura de Logroño' de Juan Díez del Corral.

Más

El inmueble en cuestión fue donado a la entidad de utilidad pública a finales del 2014 por parte de unos benefactores locales. Así se lo precisaba a este periódico el director gerente de la Cocina Económica, Javier Porres, quien daba cuenta del proceso iniciado por la organización de cara a conseguir fondos para financiar su actividad.

«Nosotros no somos promotores ni constructores ni nada que se le parezca, será una subasta pública sin trampa ni cartón y hasta el último céntimo de euro que se consiga irá destinado íntegramente a los colectivos más desfavorecidos y a las personas que más lo necesitan», aclaraba en su día.

El precio de partida y por el que finalmente ha sido adjudicado, los 800.000 euros, fue la «cantidad mínima» fijada por la familia donante siempre y cuando la Cocina Económica optase por transferir el inmueble.