Los perros aúllan por Chemi

Los perros aúllan por Chemi
Diego Marín A.

Cientos de personas y decenas de animales se reúnen en el parque del Ebro para homenajear a Francisco Javier Subero Nalda, adiestrador canino y activista social y político

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

A todos nos gustaría que al morir nos hicieran un homenaje como el que este miércoles, 1 de mayo de 2019, ha recibido Chemi en el parque del Ebro de Logroño. Porque ha sido algo espontáneo, algo casi improvisado, popular y ha congregado a cientos de personas y decenas de perros en torno a la chimenea de la antigua central eléctrica, cerca del puente de Hierro. Francisco Javier Subero Nalda, conocido popularmente como 'Chemi', era tan conocido por su activismo político, como miembro de Izquierda Unida y el Partido Comunista, como por su labor como adiestrador canino. Por ejemplo, adiestró, entre otros, al perro de asistencia de Jorge, 'El Rey Jorge', que ha estado presente en el homenaje junto a sus padres. «Queremos darle las gracias a Chemi por haber adiestrado a Linda para ayudar a Jorge en su estimulación», comentó Sonia López, madre de Jorge.

Chemi tenía 52 años y murió el pasado lunes 29 de abril a causa de un cáncer. Contaba el cantautor Paco Marín que, a pesar del avanzado estado de la enfermedad, el pasado domingo pidió una ambulancia para poder ir a votar. Y es que siempre fue una persona muy comprometida a nivel político, social y animal. «Era un tío de barrio, que formaba parte de muchos colectivos, estaba en todos los 'fregaos', pero realizando una labor silenciosa, no le gustaba el protagonismo sino la parte operativa. Además, era un gran conversador y un tipo muy divertido, muy sensible y muy humano. También iba a contar cuentos a los niños ingresados en el hospital», recordaba el filólogo Ernesto Muro.

En su labor como adiestrador canino (Chemican se llamaba su proyecto) realizaba trabajos de educación e, incluso, terapias con flores de Bach. En este apartado también impartía clases en la Universidad Popular, como, por ejemplo, el taller denominado 'La llegada de un bebé a la casa de un perro'. La directora de la Universidad Popular de Logroño, Amparo Castrillo, también ha hablado en el homenaje: «Alteró un poquito la Universidad Popular porque en las mismas aulas en las que se hacía yoga, de repente, entraban unos perros. Pero ha sido precioso y nos hemos reído mucho. Como siempre que algo te altera, cuando se mueven los muebles, eso te hace crecer, y nos ha dejado una Universidad Popular más grande, hemos crecido con él».

«El de las perras»

Chemi formaba parte de numerosas entidades como, por ejemplo, la Asociación Amistad Rioja-Cuba. Una de sus responsables también le ha recordado con cariño y humor: «Él era el que llevaba las cuentas, era el tesorero, porque le decíamos que era el de las perras». Otra mujer ha leído en recuerdo de Chemi un extracto de la novela 'Mortal y rosa' de Umbral. Otros muchos han hablado, como Fran del Castillo, Antonio Quirce, Jesús Ángel Cámara… Amigos y conocidos, perros que pasaron por sus manos y otros que no, lo cierto es que muchas personas con sus mascotas han dedicado unos minutos de su vida a gradecer a Chemi su labor, su pasión, protagonizando un bello acto de despedida para una persona que se va, nunca mejor dicho, dejando huella.

Paco Marín le ha dedicado una canción, un poema de Miguel Hernández, el mismo que había interpretado por la mañana en el cementerio civil La Barranca de Lardero, en el 40 aniversario del memorial, y en el que Jorge Ruano, secretario general de CCOO en La Rioja, pidió un minuto de silencio en su memoria porque («Todos le conocíamos, era una persona comprometida en lo político y lo social»). «Chemi no era mi amigo, era mi camarada, que es distinto. Hicimos muchas cosas untos y sentía mucho respeto por él porque era un hombre que quería un mundo mejor, como yo», explicó Marín antes de interpretar 'Vientos del pueblo'. «Si me muero, que me muera con la cabeza muy alta», escribió Miguel Hernández.