La Pasión sin estigmas (de género)

La Pasión sin estigmas (de género)
Juan Marín

Veinte mujeres portan la imagen de la Virgen del Rosario para dar ejemplo de igualdad entre hombres y mujeres

Benjamín Blanco
BENJAMÍN BLANCOLogroño

En la Cofradía de la Santa Cruz de los Hermanos Maristas de Logroño la igualdad no es una cuestión de fe. Es una realidad y más desde el año pasado, cuando la imagen de la Virgen del Rosario fue portada de forma exclusiva, y durante tres horas, por veinte mujeres por diferentes calles del Casco Antiguo. Este paso dedicado a la Virgen del Rosario salió por primera vez en el año 2006 y fue en el 2018 cuando una mujer se puso al frente de la imagen: Paz Lasanta se convirtió en la 'mazo' que guía al séquito procesional.

El pasado día ocho, esta cofradía realizó un llamamiento para reclutar a entre cuatro y seis portadoras para sacar la imagen de la Virgen, pero la respuesta ha vuelto a superar las expectativas y, de nuevo, veinte mujeres se repartieron este martes los 450 kilogramos del paso en sus espaldas. La procesión esquivo esta vez la lluvia y recorrió la plaza de San Bartolomé, calle Herrerías, travesía de Palacio, Marqués de San Nicolás, Sagasta, Portales y la plaza Amos Salvador antes de volver a entrar en la iglesia de San Bartolomé.

La Flagelación de Jesús

Y espectacular fue de nuevo la salida del paso desde la parroquia de Santa Teresita. El paso de la Flagelación de Jesús es actualmente uno de los más singulares de la Semana Santa riojana porque es el único que puede conducirse a varal, a costal o a molía, un sistema típico de Jerez para el que se utiliza una collera. Su elevada altura obliga a los portadores a medir bien las distancias para sacar el paso por la puerta de la parroquia de Santa Teresita. Sus alrededores (Somosierra, Menéndez Pelayo y calle Santa Isabel) se llenaron de público y fieles para seguir la procesión.

La Semana Santa en Logroño, día a día