Trámites al instante y sin papeleo

Desde la sede electrónica se puede consultar el cobro de impuestos o solicitar justificantes relacionados con distintos servicios municipales. /Enrique Del Río
Desde la sede electrónica se puede consultar el cobro de impuestos o solicitar justificantes relacionados con distintos servicios municipales. / Enrique Del Río

La sede electrónica del Ayuntamiento de Logroño permite presentar solicitudes o realizar pagos | La e-Administración, implantada en la ciudad desde el 2014, facilita el manejo de datos y documentación a través de un espacio virtual

AMAYA ARTEAGA

Sin formularios en papel ni desplazamientos ni horas perdidas en explicaciones y esperas. La Administración electrónica o e-Administración facilita la labor de funcionarios y ciudadanos mediante la incorporación de las nuevas tecnologías a los trámites y servicios de la Administración pública, a nivel interno y organizativo y en el trato y relación con el usuario, empresas y otras entidades. Simplifica los procesos y mejora la productividad y el desempeño cotidiano en las Administraciones, donde la información es muy abundante y el manejo de datos resulta complejo.

El Ayuntamiento de Logroño comenzó la implantación de la e-Administración en el 2014, con la apertura de la sede electrónica, en la que ya se podían realizar unos cuantos trámites, algunos de ellos muy populares desde sus inicios, como los relacionados con el Padrón, la presentación de instancias o las consultas informativas sobre todo tipo de temas. Desde entonces las posibilidades han ido creciendo y la sede tiene cada vez más uso.

SEDE ELECTRÓNICA

Acceso
Desde el enlace correspondiente en la web municipal, logroño.es, o desde la dirección sedeelectronica.logrono.es. El acceso al área pública se realiza directamente, pero el área privada requiere identificación.
Evolución del uso
924.892 visitas y 51.403 trámites electrónicos realizados hasta octubre de 2018, frente a las 570.569 visitas y 10.551 trámites del año 2015.
Pagos electrónicos (01/01/2017 al 05/10/2018)
41.162 pagos realizados de forma electrónica. De estos, 755 pagos con app (1,83%), 4.641 pagos en cajeros municipales (11,27%), 20.067 pagos en web (48,75%) y 15.6992 pagos electrónicos en ventanilla (38,14%).
Trámites más utilizados
Instancia general, pagos con tarjeta financiera, justificantes de pago de IBI+VHI o solicitudes relacionadas con el Padrón Municipal de Habitantes.

Esta accesibilidad de la información y la posibilidad de interactuar y comunicarse directamente con el ciudadano obliga, como explica Francisco Castrejana, jefe del Servicio de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Logroño, a una evolución que va más allá de lo tecnológico. «Afecta a todos los departamentos y exige un cambio de mentalidad y filosofía», apunta. «La informática habilita los medios, pero detrás hay muchos cambios y una gran maquinaria que hay que movilizar previamente». De ahí que las incorporaciones y modificaciones de la sede electrónica sean paulatinas y medidas, ya que se trata de un espacio legal regido por estrictas normativas que debe ser siempre seguro y eficiente.

El ciudadano puede identificarse con usuario y contraseña, certificado digital o DNI electrónico

Por el momento, la sede electrónica municipal, integrada en la página web del Ayuntamiento de Logroño, logroño.es, tiene dos partes bien diferenciadas: la pública, en la que no es necesario autentificarse y que ofrece información general sobre trámites o procedimientos, textos legales y manuales de uso, y la privada, a la que se ingresa con el enlace 'Conectar' de la cabecera, mediante usuario y contraseña, DNI electrónico o certificado digital. «Es en esta zona, la que requiere registro e identificación previa, donde el ciudadano encuentra toda la información propia y donde puede realizar los trámites», reseña Castrejana. «Su diseño es diferente, en azul, para que sea consciente de que se trata de otro entorno donde las acciones que realiza tienen validez y repercusión legal».

El futuro: haciauna verdadera carpeta ciudadana

La gran maquinaria que impulsa la Administración electrónica tendrá que reajustar sus engranajes dentro de poco, porque la previsión es cambiar y mejorar la sede electrónica en el 2019. El objetivo final, como destaca Francisco Castrejana, es «lograr una verdadera carpeta ciudadana», es decir, unificar el sistema manual o presencial y el electrónico para que cualquier movimiento que se realice quede reflejado en la información que el ciudadano puede consultar online. «Ahora la sede pone a disposición del usuario un conjunto finito de trámites a los que vamos incorporando algunos nuevos», indica. «Pero queremos que ofrezca información al ciudadano de todo lo que afecta a su relación con el Ayuntamiento, que sea un verdadero espejo de esa relación». De este modo, el ideal al que tiende la e-Administración es que se puedan consultar en un solo espacio virtual los pagos realizados o pendientes, un expediente en marcha o una multa recibida sin importar que el origen de la información sea analógico, y saber en cada caso la situación y los pasos a seguir.

Una vez dentro de la zona privada, bajo el epígrafe 'Mi Sede Electrónica', el ciudadano puede consultar los trámites que tenga en marcha y diversos datos relacionados con los servicios municipales, como sus domiciliaciones bancarias, facturas o tributos pagados y pendientes. Además, organizados por temáticas, se van desplegando los distintos trámites que se pueden llevar a cabo, algunos de los cuales requieren firma electrónica y otros no. Si se prefiere, se puede realizar también una búsqueda de trámites por texto, por área, por tema o por modo de presentación en la sección '¿Qué puedo hacer?'. «En cada trámite hay siempre un enlace de 'Ayuda' que explica en qué consiste y un documento asociado que describe lo que se puede hacer», añade Francisco Castrejana. La última incorporación ha sido la licitación, que desde marzo debe realizarse obligatoriamente de forma electrónica y, por lo tanto, se ha sumado a la sede.