Proyectos piloto y experiencias compartidas

AMAYA ARTEAGA

La Red Española de Ciudades Inteligentes es, sobre todo, un espacio de colaboración. «A través de esa red interna, que no está cerrada, sino que se abre también a otros municipios que lo soliciten, se comparte todo el conocimiento generado, desde nuevas ordenanzas hasta pliegos o proyectos propios en las distintas áreas de trabajo», explica Cuca Gamarra. «Ese conocimiento está a disposición de todos, las buenas prácticas y también lo que no ha funcionado, porque el fracaso es una manera de aprender». De ahí que se desarrollen proyectos piloto para aprovechar «la ciudad como espacio de oportunidades y experimentación» y que después pueden replicarse en otros municipios. «Ese campo de experimentación nos lleva a que, cinco años después del nacimiento de la RECI, nos convirtiéramos a través del Ecolab en un referente de economía circular en el ámbito de los envases en Europa», indica la alcaldesa. «Eso ocurre en Logroño y forma parte de este gran modelo».