PPy Cs tachan el futuro Ejecutivo de Andreu de «extrema izquierda, inestabilidad y radicalidad»

Mendiola y Garrido, durante la rueda de prensa de esta mañana. / Justo Rodríguez

Garrido denuncia que «no se trata de un acuerdo de Gobierno si no de un acuerdo para repartirse el poder», negociado, según Baena, «para ver dónde colocaban a Podemos»

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

Dos ruedas de prensa, una misma interpretación. El PP acaba de denunciar «el acuerdo de extrema izquierda, de extrema radicalidad y de extrema inestabibilidad» suscrito esta mañana entre el PSOE, IU y Podemos-Equo en La Rioja. Un compromiso que «no es un acuerdo de Gobierno si no un acuerdo para repartirse el poder«. Minutos antes lo hacía Ciudadanos, formación para la que «lo visto hoy, tras tres meses bochornosos», es «malo para los riojanos», pues «vamos a un Gobierno del postureo«, en el que la formación morada »se ha sumado a la hoja de ruta pactada ya por el PSOE e IU«, y del que »lo único que se ha negociado es sillones y dónde colocar a Podemos«.

El portavoz popular en el Parlamento regional, Jesús Ángel Garrido, ha asegurado que «la Rioja nunca ha tenido hasta ahora un programa de Gobierno tan radical ni un modelo de Gobierno tan inestable». «El tripartito de la extrema izquierda va a prescindir de la moderación, la sensatez y la racionalidad de los Gobiernos del PP y los va a reemplazar por el sectarismo y la ideología más carca y trasnochada», ha dicho.

Además ha subrayado «la extrema inestabilidad» del nuevo Ejecutivo por «la desconfianza de sus miembros». «Es un Gobierno que nace en la UCI y que no sabemos si acabará la Legislatura -ha incidido-, ya que resulta curioso que en su acuerdo incluyan un compromiso de no apoyar una moción«. Así, su previsión es que el Ejecutivo de Andreu «dedicará más tiempo a las luchas internas que a gobernar de verdad». También ha afirmado que el acuerdo anunciado hoy «revela la mentira del relato del PSOE sobre las tres consejerías que decidía exigir Podemos», ya que este partido «ha dado su visto bueno a una única consejería».

Por último ha advertido de que el PP «no será cómplice de esa política sectaria y radical» basada en «subidas masivas de impuestos para todos los ciudadanos y ataques a la libertad de los padres en materia de educación, al modelo sanitario y al modelo productivo».

Su homólogo de Ciudadanos, Pablo Baena, también se ha pronunciado contra «un Gobierno populista, radicalizado, malo para la economía y que va a suponer inestabilidad y la imposibilidad de generar empleo«. «¿Dónde está el Ejecutivo con todos y para todos del que hablaba Andreu?», se ha preguntado. Y a la candidata también le ha lanzado un severo dardo por su negativa a dar detalles de la estructura de su Gobierno y por plegarse a crear una consejería «vacía, poco operativa e impropia del siglo XXI» para poder «colocar a Podemos».

El representante de la formación naranja ha vaticinado que el PSOE «creará chiringuitos en La Rioja como los que Cs ha desmantelado en Andalucía» y ha apuntado que su objetivo será «mantenerse en el Gobierno será «mantenerse a cualquier precio, al más puro estilo del 'sanchismo' pactando con radicales, populistas y nacionalistas«.

Por último, Baena ha reivindicado para Cs «el liderazgo de la oposición» parlamentaria en La Rioja, porque «el otro partido de la oposición (sin mencionar al PP) está sin liderazgo y sin proyecto». El coordinador general de los populares riojanos, Diego Bengoa, ha replicado que su formación «es la que aglutina la mayoría del centro derecha riojano» y ha negado que la figura del presidente popular José Ignacio Ceniceros esté en entredicho.