«No tienen empatía, sólo querían salir en los medios»

Un policía junto a uno de los detenidos, esposado/Policía Nacional
Un policía junto a uno de los detenidos, esposado / Policía Nacional

La Policía describe el perfil «narcisista» de la cuadrilla de amigos que ha acabado degenerando en los autodenominados «payasos justicieros»

LA RIOJALogroño

«No tienen empatía». Así describe a los miembros del grupo autodenominado «payasos justicieros» el jefe de operaciones de la Policía Nacional en La Rioja, José Ángel Sanz. Sanz, junto al jefe de la UDEV (la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta), el inspector jefe Carlos Martín, traza el perfil de los hechos que han llevado por ahora a la detención de seis jóvenes, tres de los cuales han ingresado en prisión.

Todos los detenidos pertenecen al mismo grupo de amigos: entre 16 y 23 años, dos de ellos aún menores de edad. Algunos eran familia, y también había alguna pareja. Y todos ellos con un sentido distorsionado de la realidad y un «perfil narcisista». «Querían salir en los medios y jactarse de lo hecho« .

De ahí que lo que empezó con motivos de una exagerada «venganza personal» hacia personas que conocían, acabara simplemente en una extraña forma de divertirse y lograr notoriedad, aún a costa de víctimas que les eran totalmente desconocidas. De ahí que se preocuparan de difundir sus «hazañas» por redes sociales, e incluso de que tomaran el nombre de «payasos justicieros» de una conocida serie de televisión.

La Policía investigó desde casi el principio con la hipótesis de que todos los incendios estaban relacionados, y que si no eran obra de la misma persona, podían serlo del mismo grupo.

La preocupación subió de tono, reconoce Martín, cuando comenzaron los fuegos en el interior de garajes de edificios, con daños «gravísimos» en la estructura de los edificios, que pudieron «poner en peligro la vida o la integridad física de sus moradores». Porque todos los incendios se producían entre las dos y las cuatro de la madrugada, «cuando la mayoría de los vecinos estaban dormidos e imposibilitados de cualquier reacción ante el fuego, por lo cual aumentaba el riesgo para la vida de la gente«.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos