Guardia Real y paracaidistas despiertan el interés de los logroñeses

Un paracaidista toma tierra en las instalaciones de la Hípica Militar. / Justo Rodriguez

El Escuadrón de Escolta Real y la Brigada paracaidista han realizado una exhibición en las instalaciones de la Hípica Militar de Logroño

LA RIOJALogroño

La exhibición protagonizada por la Guardia Real con sus caballos ha despertado el interés de los logroñeses, quienes han acudido a la Hípica Militar para presenciarla, dentro de los actos previos a la celebración mañana del Día de las Fuerzas Armadas en la capital riojana.

Más de un millar de personas, entre ellas la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, han presenciado esta actividad, liderada por el Escuadrón de Escolta Real; así como la que ha realizado la brigada paracaidista en la Hípica.

La exhibición de la Guardia Real ha arrancado con unos toques clásicos de caballería, en el que han participado una docena de militares que, montados a caballo, han interpretando el ritmo con trompetas y tambores.

Explosión de un obús y ejercicios ecuestres. / Justo Rodriguez

Estos han dado paso al núcleo de exhibición del batallón de la banda de guerra, compuesto por una docena de jinetes que, montados en caballos blancos y marrones, han propiciado el aplauso del público dirigiendo con destrezas a los equinos.

Portando lanzas con la bandera de España, la mitad de ellos; y espadas, la otra mitad, han recorrido el espacio dispuesto para la exhibición, en la que han mostrado, en estático y a trote, los diferentes movimientos ensayados sobre los caballos.

A esta muestra le ha sucedido la entrada en escena de un grupo de cinco militares montados en un todoterreno que remolcaba un obús, para mostrar una entrada en posición y un disparo con este artefacto.

La muestra ha finalizado con la formación de los militares de todas las unidades participantes junto a la Bandera Nacional mientras sonaba el himno de España, para el que los militares han pedido al público que se pusiera «en pie» y guardase «silencio en muestra del respeto que se merece» este símbolo.

Saltos en paracaídas

A continuación, ha llegado el turno de la brigada paracaidista, que ha generado gran expectación entre los asistentes, quienes han fijado la mirada y sus teléfonos móviles en el cielo, desde el que se ha comenzado escuchar el sonido de las hélices de los helicópteros.

De dos de ellos han saltado seis paracaidistas, quienes han mostrado la técnica de salto con apertura manual para aterrizar en el centro de la zona de exhibición.

Tras ellos, otro helicóptero ha aparecido en escena y de él han saltado otros cuatro militares que, en este caso, han utilizado paracaídas con la bandera de España impresa en la tela.

Los dos últimos en descender, además, portaban sendas banderas de la brigada paracaidista y de España y, tras tocar tierra firme, han dado por finalizado el acto.

Antes de retirarse, se ha brindado la posibilidad a todos los asistentes de fotografiarse con los miembros y dispositivos de la Guardia Real en la Hípica Militar, donde también se ha podido visitar una exposición del material que emplean a diario.

Al margen de esta exhibición, Gamarra también ha asistido a otras actividades que se desarrollan por toda la ciudad con motivo del Desfile de las Fuerzas Armadas, que se celebrará mañana, día 26.

Actos que, para Gamarra, sirven para que «los logroñeses de todas las edades conozcan el trabajo que desempeñan los militares y así se acreciente el afecto por las Fuerzas Armadas».

Ha insistido en que la ciudad está «preparada» para acoger el desfile mañana, que, para Logroño, «es una fiesta» y que, «como ciudad abierta que es, está deseosa de acoger a todos los miembros de las Fuerzas Armadas».

También para albergar a «las miles de personas de otras ciudades que van a venir para ver en directo este acto, cargado de solemnidad, simbolismo y del orgullo de ser españoles».