CSIF acusa al Gobierno regional de «olvidar a los empleados públicos»

Miembros del sindicato CSIF encerrados en la sede el Gobierno riojano /Antonio Díaz Uriel
Miembros del sindicato CSIF encerrados en la sede el Gobierno riojano / Antonio Díaz Uriel

El sindicato considera que retrasar la mesa general de negociación hasta septiembre ha sido una de las muestras de ese «olvido»

LA RIOJALogroño

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera que el Gobierno de La Rioja ha dado ya suficientes muestras de abandono y apatía para negociar de forma real y efectiva las legítimas reivindicaciones de los empleados públicos.

CSIF, en un comunicado a Efe, ha considerado que ese «olvido» ha quedado constatado al retrasar la mesa general de negociación, prevista para la tercera semana de agosto, hasta septiembre.

El pasado viernes, recuerdan, se produjo el desalojo de los delegados del sindicato CSIF que llevaban tres semanas encerrados exigiendo al Ejecutivo regional una verdadera negociación.

Así «queda perfectamente demostrado que el Gobierno Riojano, con la connivencia de algún sindicato, no tiene ningún interés en convocar mesa lo antes posible para negociar la recuperación de los derechos recortados desde el año 2010».

Desde el sindicato CSIF recalcan que, «con la única línea roja de devolver las 35 horas ya», están dispuestos a negociar en beneficio de los empleados públicos, lo antes posible y creen que «cualquier mes, incluido agosto, es bueno para negociar».

Por otra parte quieren aclarar que se puede negociar y a la vez realizar actos de protesta, porque lo contrario supone, según ellos, «coartar el derecho de los trabajadores a realizar medidas de presión en defensa de sus intereses».

El sindicato estudia cuales van a ser las siguientes acciones que puedan forzar a la administración a realizar una propuesta digna en la mesa general de negociación que «permita a los empleados públicos recuperar las 35 horas, equiparar el permiso de paternidad y el de maternidad, permitir que las bajas no descuenten, proponer medidas de conciliación de la vida laboral y familiar y fomentar la carrera profesional para todos».

Porque consideran que «esa y no otra es la forma que entiende el Gobierno regional para forzar cualquier tipo de negociación» por lo que «CSIF continuará defendiendo los intereses de los empleados públicos con todas las medidas que sea necesario adoptar», concluye el comunicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos