Ceniceros también pagó por salir en 'The Guardian'

Ceniceros también pagó por salir en 'The Guardian'

El expresidente riojano, al igual que el valenciano Ximo Puig, formó parte de una serie de entrevistas publicadas en el diario británico por mediación de la agencia The Report Company

L.R.

La de Ximo Puig no fue la única entrevista de pago que publicó el conocido diario británico The Guardian por mediación de la agencia The Report Company. Al menos se repitió con otros cuatro presidentes autonómicos, según ha podido constatar El Economista, entre ellos, el expresidente riojano Jose Ignacio Ceniceros.

EL Economista revela que en realidad fue una serie de entrevistas a varios dirigentes españoles y cita nombres como la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena; el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, la de Baleares, Francina Armengol o el expresidente de Canarias Fernando Clavijo. , cuentan con una entrevista eliminada en el conocido periódico inglés, aglutinada entonces bajo el título leaders (líderes). Al tratar de acceder ahora a las piezas todos los enlaces aparecen rotos, y el mensaje con el que el diario explica por qué los ha borrado deja poco lugar para la duda.

Las entrevistas, que formaban parte de una serie llamada 'Líderes' han sido eliminadas y ya no se pueden encontrar en la web.

Este miércoles la Generalitat Valenciana reconoció que pagó 43.000 euros dentro de un acuerdo comercial con The Report Company para aparecer en The Guardian, si bien aseguran que tal acuerdo no contemplaba la entrevista. Carmena, por su parte, ha negado los pagos.

Críticas en Les Corts

Según explica el diario Las Provincias, una entrevista publicada en noviembre de 2016 en el periódico inglés 'The Guardian' en la que se ensalzaba la figura del presidente de la Generalitat Ximo Puig, quien criticaba la gestión del PP en el Consell, se convirtió en el motivo de una crítica casi unánime por parte de toda la oposición, así como de los socios del PSPV en el Botánico. Los socialistas se quedaron solos en la defensa de la publicación.

Los grupos de la oposición en Les Corts acusaron ayer al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de utilizar «los medios de comunicación en beneficio propio» y de gastar 43.000 euros en una acción de «promoción personal» y «autobombo», en relación a la atención informativa que recibió Puig en el periódico, un diario de gran repercusión internacional.

Los síndicos del PP, Ciudadanos y Vox se han referido así a los 43.000 euros que gastó Presidencia en una campaña de promoción y publicidad institucional en el periódico 'The Guardian', en el que apareció una entrevista con el presidente, según consta en el Portal de Transparencia de la Generalitat.

El síndic socialista, Manolo Mata, defendió que se trataba de una campaña de difusión de la Comunitat. Puig, en esa publicación, señaló que el futuro de la Comunitat «había sido hipotecado por una serie de gobiernos inmersos en la corrupción y por un modelo económico basado en el capitalismo especulativo que había abandonado la noción del esfuerzo, sustituida por una cultura de la riqueza rápida», en referencia al PP. Fran Ferri, el síndic de Compromís, consideró ayer que este tipo de entrevistas no son lo más adecuado para «promocionar esta tierra», y Naiara Davó, la portavoz de Podemos, señaló que si hay algo que esclarecer, que se haga.

Para la síndica del PP, Isabel Bonig, es «una vergüenza» que el presidente gastase 43.000 euros. Bonig aseguró entender que la promoción y publicidad son necesarias y que el turismo es una fuente de ingresos, pero consideró esa acción «una promoción personal», y se preguntó «dónde está el rescate de las personas».

Desde Ciudadanos, Toni Cantó consideró una «absoluta vergüenza» gastar ese dinero en «autobombo» a través de un reportaje que ha tildado de «ridículo», pero lo relacionó a que, en eso, Puig «está alineado con la forma de trabajar de Pedro Sánchez». Cantó firmó egurado que el presidente del Gobierno en funciones «no tiene ningún pudor en hacerse con todas la instituciones públicas a su servicio», como «aquellas fotos paseando por Nueva York o en el Falcon con las gafas de aviador».

La síndica de Vox, Ana Vega, acusó a Puig de estar «utilizando los medios comunicación en beneficio propio y despilfarrando dinero para una campaña encubierta totalmente».

El síndic socialista, Manolo Mata, dijo no haber visto que se haya pagado por una entrevista, sino que ha habido una campaña de difusión de la Comunitat, y entiende que se llegaría «a un acuerdo con 'The Guardian' que incluía muchas cosas. Nadie duda que es promoción de la Comunitat en diversos ámbitos. No me da la impresión de que haya pagado», aventuró Mata. Ferri admitió que ese tipo de entrevistas «no es lo más adecuado», y que la promoción «debe ir por otras vías». Davó admitió no tener demasiada información de este asunto, pero instó a que Puig dé explicaciones.