C's lleva al Senado la «negligencia» de un alto mando de la Guardia Civil de Tráfico

Tres senadores 'naranjas' denuncian la denegación a un agente de un permiso por la enfermedad de su madre que se le concedió cuando ya estaba muerta

J. C.

«¿Tiene previsto el Ministerio del Interior actuar ante la negligencia del comandante jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil de La Rioja?». Así reza la pregunta formulada por hasta tres senadores de Ciudadanos en relación al permiso denegado a un agente riojano por la enfermedad de su madre y concedido dos meses después de su fallecimiento tras el correspondiente recurso.

El caso, publicado por Diario LA RIOJA el pasado 5 de abril, ha llegado al Senado ya en mayo de manos de Francisco Javier Alegre Buxeda, senador de C's designado por el Parlamento de Cataluña; de Luis Crisol Lafront, senador de C's por las Cortes Valencianas; y por Tomás Marcos Arias, senador de C's por la Asamblea de Madrid.

Los tres, integrados en el Grupo Parlamentario Mixto, registraban el pasado 3 de mayo una pregunta solicitando respuesta escrita y basándose en lo ya publicado por este periódico. El 18 de enero del 2017, el comandante jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil de La Rioja denegaba a uno de sus agentes los cinco días que le correspondían por la enfermedad de su madre alegando, entre otras, la «falta de acreditación de la gravedad» de la misma. Sin embargo, se dio la circunstancia de que el 27 de ese mismo mes la madre del agente, el cual debió hacer uso de sus descansos para atender a su familiar, fallecía en un hospital de Cuenca tras un total de 15 días de ingreso.

«Ante estos hechos, el agente de la Guardia Civil de Tráfico de La Rioja (desmotivado e indignado ante la injusticia cometida, según lo ya publicado por este periódico) puso el caso en manos de los servicios jurídicos de la AUGC presentando el correspondiente recurso», puede leerse en la citada pregunta presentada en la Cámara Alta.

El recurso, tal y como se informó en su día, terminó dándole la razón al agente y con una 'insólita' rectificación, pues donde el comandante jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil dijo 'no', el general jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en Madrid dijo 'sí'. Y el permiso denegado en primera instancia cuando su madre se encontraba ingresada se lo concedieron dos meses después de su fallecimiento.