Vargas Llosa, a dieta en Marbella

Vargas Llosa.  :: josele-lanza  /
Vargas Llosa. :: josele-lanza

CITA ANUAL.

Después de un espectacular viaje por las islas Maldivas con su inseparable Isabel Preysler, el Nobel Mario Vargas Llosa trata de volver a la vida ordenada y alejada de los excesos veraniegos en la clínica Buchinger, en Marbella. Fiel a esta cita anual, el escritor se somete estos días a un estricto tratamiento depurativo, basado en la frugalidad gastronómica, largos paseos matutinos junto al mar, mucha lectura y pocas salidas nocturnas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos