Los socialistas se imponen en las urnas en Haro y superan al PP en solo 160 votos

Los socialistas se imponen en las urnas en Haro y superan al PP en solo 160 votos

Ningún partido ha logrado una mayoría que le permita gobernar, por lo que el futuro Ayuntamiento depende de los pactos

Óscar San Juan
ÓSCAR SAN JUAN

El PSOE ha ganado las elecciones en Haro con un total de 2007 votos, obteniendo siete concejales, lo que le otorga uno de los mejores resultados de los últimas legislatura, mientras que el Partido Popular pierde un concejal y pasa a ser la segunda fuerza más votada de la ciudad jarrera.

Ciudadanos irrumpe en el Ayuntamiento con dos concejales, mientras que el salón de plenos de la Casa Consistorial se completa con un concejal para el Partido Riojano, que pierde dos respecto a las elecciones del 2015, y para la coalición Podemos-Equo, con otro.

Tensión, incertidumbre y nervios. Así vivieron el recuento de papeletas tanto en la sede del Partido Popular como en la del PSOE. Como si de un partido de fútbol se tratara, debido a la escasez de votos de diferencia que hubo entre los dos grupos políticos. Fue la formación liderada por Alberto Olarte la que comenzó con ligera ventaja sobre la socialista Laura Rivado. A medida que iban pasando los minutos, y el porcentaje escrutado aumentaba, el PSOE fue acercándose al Partido Popular, hasta que aproximadamente con el 75 % escrutado se produjo el vuelco, y el grupo socialista superaba al popular. Este escenario abre de nuevo en Haro la puerta a los pactos para la construcción del nuevo equipo de gobierno.

La ciudadanía de Haro se manifestó ayer, y con una participación del 63,65% del censo, con un total de 5.547 electores, los jarreros que decidieron ejercer su derecho a voto eligieron sus preferencias y votaron a sus candidatos.

La socialista Laura Rivado, sería la candidata que más confianza ha generado en la ciudad de Haro, aunque muy cerca se ha quedado el popular Alberto Olarte, cuyo partido se ha quedado a tan sólo 160 votos.

Ciudadanos y su candidato a la Alcaldía, Fernando Castillo, se estrenaban en los comicios jarreros consiguiendo un total de 503 votos e irrumpiendo en el Ayuntamiento con dos concejales. Por su parte, la formación regionalista encabezada por Leopoldo García, perdería dos concejales, obteniendo un total de 407 votos, siendo el grupo más damnificado de estas elecciones. La coalición Podemos-Equo, liderada por Aranzazu Carrero, obtendría un concejal y la suma de 281 votos. Por su parte, Izquierda Unida y Ganemos Haro no conseguirían representación en el Ayuntamiento de Haro al no haber obtenido ningún escaño. La formación encabezada por Julio Martínez Florez consiguió un total de 242 votos, mejorando en 61 votos los resultados obtenidos en las elecciones municipales pasadas, mientras que el grupo de Ganemos Haro, liderado por María Pilar Tabernero, ha conseguido 18 votos.

A partir de ahora, y una vez constatado que nadie ha conseguido la mayoría absoluta, se abre la segunda parte de las elecciones municipales jarreras. Llega la hora de reunirse, llega la hora de conversar, llega la hora de pactar. El objetivo está en la mayoría absoluta que otorga los nueve concejales, y en este escenario, Ciudadanos, PR+ y Podemos-Equo cobran una importancia definitiva. El tripartito, aunque con distintos inquilinos, podría volver a repetirse en la ciudad jarrera. Esta sería la única vía de gobierno para el Partido Popular, que necesitaría pactar con Ciudadanos, y sumar a esta alianza el concejal del PR+ o la de Podemos-Equo. Sin embargo, más fácil lo tendría el PSOE, que sólo necesitaría pactar con Ciudadanos. También podría acceder al gobierno formando de nuevo un gobierno a tres, con su actual socio del Partido Riojano y con Podemos-Equo.

Son varias las opciones y no muchos los días que tienen los protagonistas para componer la nueva Corporación municipal. En este contexto, como han remarcado tanto Laura Rivado como Leopoldo García, han sabido moverse muy bien ambos candidatos, mientras que Alberto Olarte, candidato a la Alcaldía de Haro por el PP, deberá conseguir varios apoyos si quiere recuperar para su formación el gobierno que perdió hace cuatro años.