Nadal: «Roland Garros es el lugar más especial de mi carrera»

Rafa Nadal, durante un entrenamiento en Roland Garrros. /
Rafa Nadal, durante un entrenamiento en Roland Garrros.

El tenista español, que afronta el reto de conquistar su décimo título en la tierra de París, confiesa que "es un torneo único" porque cada vez que vuelve "es una sensación muy emocionante"

COLPISAMAdrid

Rafa Nadal llega a Roland Garros, su torneo por excelencia, donde ha conseguido el título en nueve ocasiones y siempre especial para el tenista español: "Más especial no puede ser nunca, jugar Roland Garros siempre es igual de especial", señala Nadal en una entrevista a Eurosport. "Es un torneo único, es el lugar más importante de mi carrera, las emociones que he vivido ahí y haberlas vivido tantas veces son difíciles de poder explicarlas y cada vez que vuelvo allí es una sensación muy emocionante".

MÁS INFORMACIÓn

Nadal llega después de disputar cinco finales este año, con tres títulos en tierra, algo que le aporta "saber que estoy bien y sigo siendo competitivo. Saber que he jugado todas las semanas en las que he salido a competir a un nivel muy alto que es para lo que uno trabaja. Cuando uno se levanta cada día, esta es la ilusión con la que se va a entrenar es intentar sentirse competitivo en cada semana en la que se juegue".

El año pasado tuvo que retirarse en tercera ronda en París, lo que acabó derivando en molestias, lesiones y terminar la temporada antes de tiempo. "La de Roland Garros no fue ninguna decisión a tomar, fue algo obligado desgraciadamente. Creo que la decisión fue mala, el hecho de forzar hasta romperme la muñeca en Roland Garros, lo que pasa es que lo que el lunes es fácil de hacer, el viernes es difícil de acertar. Estaba en un momento bueno, jugando creo que muy bien, preparado para aspirar a cosas importantes en Roland Garros y bueno forcé hasta que la muñeca me dijo basta. Después, el resto del año ya fue muy complicado".

Este año ya ha disputado la final del primer Grand Slam, en el Abierto de Australia, que perdió ante Roger Federer, el gran ausente de Roland Garros. "Desde que empezó la temporada, todos los torneos en los que he competido han sido importantes porque creo que he competido a un buen nivel, no he tenido altibajos, he perdido pocos partidos, diría casi que ninguno de estos que uno pierde con alguien que no toca o jugando muy mal. Creo que no han existido ese tipo de partidos, y evidentemente el hecho de empezar el Open de Australia jugando los partidos que jugué y la final que hice claro que supone una inyección de confianza".

Afronta Roland Garros con el objetivo de ganarlo y sumar así su décimo título en la tierra parisina, algo que ya ha conseguido este año en Barcelona y Montecarlo. "Han sido dos títulos que tienen un significado muy especial, dos torneos en los que tengo una historia creo que única y haber llegado a conseguir 10 en los dos el mismo año es algo que evidentemente me ha hecho muchísima ilusión y aparte ha confirmado que después de perder tres finales también me hacía ilusión ganar un título porque creo venía preparado para hacerlo".