Rally

Marc Coma, el compañero perfecto para Alonso en el Dakar

Fernando Alonso charla con Marc Coma. /TOYOTA GAZOO RACING
Fernando Alonso charla con Marc Coma. / TOYOTA GAZOO RACING

El cinco veces campeón del raid en motos ha sido confirmado oficialmente como copiloto del español en su preparación para el Dakar y se estrena en la Lichtenburg 400, en Sudáfrica

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

No hay confirmación oficial de que Fernando Alonso vaya a disputar el Dakar 2020, pero se está preparando exactamente igual que si lo fuera a hacer. El asturiano tiene todo preparado, hasta el punto de que sólo falta literalmente su inscripción en la prueba que viaja este año a Arabia Saudí. Por lo demás, está todo listo. La última confirmación, filtrada un mes antes, ha llegado por parte de Toyota mientras España estaba pendiente del baloncesto: el copiloto de Fernando Alonso en su aventura en los raids será el mismísimo Marc Coma.

Contar con un pentacampeón en motos del Dakar, con éxitos tanto en África (ganó en 2006) como en Sudamérica (2009, 2011, 2014 y 2015) es como tener a Diego Velázquez como guía del Museo del Prado. Y es que además de ganador del raid más duro del mundo también fue director de carrera en los últimos tiempos, por lo que no sólo entiende la parte deportiva sino también la extradeportiva de esta prueba. Eso es en el lado positivo de la balanza; en el negativo es que Coma no tiene experiencia como copiloto y tendrá que afianzar su relación con Fernando Alonso para ayudarle de la mejor manera posible, ya que el asturiano, aunque su evolución está siendo espectacular, es al fin y al cabo un novatísimo de lujo en este tipo de pruebas.

Contar con un pentacampeón en motos del Dakar, con éxitos tanto en África (ganó en 2006) como en Sudamérica (2009, 2011, 2014 y 2015) es como tener a Diego Velázquez como guía del Museo del Prado

Por ello, la pareja Alonso-Coma ya se han puesto en marcha este mismo fin de semana en la Lichtenburg 400, una prueba puntuable para el Campeonato de Sudáfrica de Raids. Y lo harán junto al resto de competidores y no fuera de la inscripción, como tenían planeado. El afán ganador de ambos ha hecho que decidan inscribirse en la prueba para probarse de manera real, por lo que será una oportunidad de oro para confirmar si los test en Namibia y Polonia han dado el efecto deseado en la adaptación de Alonso a las pruebas fuera de circuitos.

Uno de los grandes retos de Coma será, irónicamente, enseñar a Alonso a no ir a tope todo el rato. El Dakar, y todas las pruebas de raids, requieren un control exacto de los puntos en los que dar gas a tope se equilibran con los que es mejor aflojar y afinar con cuidado por el paso de dunas o pistas blandas. La experiencia de un corredor como el catalán, cuya mayor virtud como motard era posiblemente su capacidad de navegación, será un argumento de un incalculable valor para Alonso.

Fernando Alonso, al volante del coche.
Fernando Alonso, al volante del coche. / TOYOTA GAZOO RACING

«Estoy muy contento de formar parte de este equipo y compartir mi experiencia en raids con Fernando. Llevo en esta disciplina mucho tiempo, pero esto es un nuevo reto para mí. Nunca imaginé estar en el asiento del copiloto y prepararme para competir en raids a bordo de un Toyota Hilux. Fernando y yo estamos trabajando realmente bien juntos y ya he podido comprobar en primera persona hasta qué punto es metódico en su forma de afrontar los rally raids. También se está adaptando realmente bien a pilotar el Hilux y estamos viendo progresos no ya día a día, sino tramo a tramo«, destaca un Coma que ya había trabajado con Alonso en los test de esta nueva aventura.

«Trabajar con Marc ha sido fantástico. He podido aprender muchísimo de él sobre los rally raids, gracias a sus amplios conocimientos de la disciplina y a su experiencia« Fernando Alonso

Por su parte, el asturiano también se siente muy cómodo en una situación inédita para él: tener a un socio en el cockpit de un coche de competición. «Trabajar con Marc ha sido fantástico. He podido aprender muchísimo de él sobre los rally raids, gracias a sus amplios conocimientos de la disciplina y a su experiencia. En esta modalidad del automovilismo, donde tienes que pilotar cientos de kilómetros en cada jornada, es muy importante sentirse cómodo con la persona que está junto a ti en el coche. Marc y yo nos llevamos muy bien y trabajamos eficazmente juntos. Estoy deseando continuar con la preparación en un entorno competitivo por primera vez, algo que será muy diferente a nuestros ensayos privados. Será un buen reto y una nueva oportunidad para seguir progresando con el Hilux», asegura el bicampeón del mundo de Fórmula 1, campeón del mundo de Resistencia y dos veces ganador de las 24 horas de Le Mans.

Queda por ver cuándo se decidirá a dar el 'sí, quiero' al Dakar. El noviazgo está siendo corto pero muy intenso, pero llegará un momento en el que habrá que dar el paso de avanzar desde el cortejo y la berrea para confirmar el aterrizaje en el rally más duro del mundo.