El orgullo de Croacia mitiga el enfado con el VAR

Los jugadores de Croacia, aclamados como héroes en Zagreb. /Attila Kisbenedek (Afp)
Los jugadores de Croacia, aclamados como héroes en Zagreb. / Attila Kisbenedek (Afp)

Croacia, que en caliente lamentaba las decisiones arbitrales que marcaron la final, es consciente de que «mucha gente ahora adora al pueblo croata» tras su gran Mundial

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Moscú

«Debemos estar muy orgullosos, fuimos superiores en muchos tramos pero los pequeños detalles fueron a favor de Francia. Es una lástima. No sé por qué no revisa la falta del primer gol, sólo revisa lo que fue mal para nosotros», lamentaba un agotado Ivan Rakitic, uno de los futbolistas más queridos de Croacia, tras su partido 71 de la temporada. Al igual que todo el resto del equipo no quiso culpar de la derrota ante Francia en la final del Mundial a Néstor Pitana pero lamentó las decisiones tomadas por el árbitro en los dos primeros goles. «La primera falta no es, el penalti es muy dudoso... Y con tres tiros te marcan cuatro goles, duele muchísimo perder así. Entiendo que ellos con el VAR quieren que mejore pero si es así tienen que mejorar todo bastante. Hay mucho margen, ha ayudado muchísimo pero no está perfecto», reprochó reconociendo que «duele» porque hicieron «una gran final».

Su amigo Luka Modric ganó el premio al mejor futbolista del Mundial. Pero ese galardón no mitigó la sensación de tristeza del madridista, que como el azulgrana insistía en «los pequeños detalles» que fueron en contra de Croacia frente a Francia. «Me gustaría poder felicitar al árbitro por su gran partido, pero ha habido algunas cosas que han impedido que sea así. No sólo ha sido un penalti dudoso. En el primer gol no era falta y eso te afecta. Empatas, dominas a Francia y viene este penalti. Tienes que luchar y facilitas los contragolpes. Pero no podemos cambiar lo que pasó. Me voy con una sensación de orgullo por lo que logramos, pero no es fácil perder una final. Luchamos hasta el final, no bajamos los brazos ni con el 4-1. No nos podemos reprochar nada. Eso no quita mérito a lo que hicimos», se reivindicaba, pero insistía en lamentar el arbitraje ya que, en el descanso, las cámaras del circuito cerrado del túnel de vestuarios captaron sus quejas a Juan Pablo Belatti, uno de los asistentes de Pitana, por las decisiones en los dos primeros goles de Francia.

Zlatko Dalic ha mostrado siempre su templanza en el torneo, fiel a su ordenado cáracter marcado sus profundas creencias religiosas, pero tras perder la final el seleccionador croata tuvo un momento de mayor agitación. «Nunca comento el arbitraje y no quiero perder el tiempo en eso. Sólo una cosa, en una final de la Copa del Mundo no se pitan penaltis de ese tipo. Pero en cualquier caso quiero con esto desmerecer la victoria de Francia. La felicito. Hicimos una buena final. Después del penalti fue bastante difícil para nosotros. El fútbol por desgracia es así. Francia no nos ha sorprendido en nada. Defendieron su ventaja y jugaron al contraataque. Tenemos dos aspectos de mala suerte. El autogol y un penalti de esa manera, con el VAR».

Más cabreado estaba el segundo entrenador de Croacia, Ivica Olic, que consideró que Pitana decidió el título con el penalti de Perisic. «No me puedo creer que en la final se pueda pitar un penalti así. No entiendo por qué lo ha pitado. El jugador saltó y sus brazos estaban en una posición normal. Prácticamente no tuvo tiempo para reaccionar. Es algo muy malo que se cometa un error como ese en una final de un Mundial. Fue el momento más importante del partido. Muchos técnicos nos llamaron y nos dijeron que no había sido penalti. No entiendo por qué el árbitro miró la jugada diez veces». «Yo estaba detrás de él. Yo creo que pensó lo mismo. Fue, no fue. Fue, no fue. Y al final pensó que Francia, que no tiró a puerta en la primera parte y marcó dos goles, es un país muy grande. Es una pena», lamentó.

Fortalecidos

Quizá en su etapa de jugador Davor Suker hubiese estado más en la línea de jugadores y técnicos, pero ahora es el presidente de la Federación Croata y quiso mostrar algo más de calma cuando se dio un paseo por la zona mixta y atendió a los medios. «No me voy a quejar del penalti ni del VAR. Con 2-1 tuvimos ocasiones para empatar, pero hay que reconocer que Francia es muy fuerte y ganó el mejor equipo. Estoy contento por el resultado histórico. Si hace un mes alguien dice que íbamos a estar en la final... Tenemos que estar orgullosos de nuestro pueblo de cuatro millones. He recibido muchísimos mensajes. Mucha gente adora al pueblo croata».

Dalic quiso explicar el sentimiento colectivo de su equipo. «Estamos tristes pero orgullosos si analizamos toda la Copa del Mundo. Cuando vemos lo que hemos hecho es para estar felices. Es un deporte y es la vida. Dentro de un tiempo, si todo va bien, nos daremos cuenta de lo que realmente hemos hecho en Rusia. Y la gente en Croacia estará triste ahora, con dolor, pero eso dará paso al orgullo. Si antes nos ofrecen ser subcampeones, tiempo atrás, nos hubiera parecido bien», destacó sin querer hablar de una renovación con la que todo el país cuenta.

En cualquier caso, como pasó con la piña que hicieron en el césped bajo la lluvia esperando la ceremonia de premios y que fue ovacionada por los miles de aficionados croatas y rusos presentes en el estadio, la selección arlequinada sale muy fortalecida de un torneo al que llegó de la repesca. «Salimos con la cabeza alta. Hemos estado tan cerca que no es fácil. Merecimos más pero no siempre gana el mejor, por eso el fútbol es el mejor deporte del mundo aunque no es fácil cuando pierdes. Debemos estar orgullosos de no habernos rendido nunca».

Croacia será recordada por su capacidad de superación en un torneo en el que llegó a disputar 'un partido más' que sus rivales con esas tres prórrogas en las eliminatorias. «Hemos enamorado aún más a todo el mundo. Duele bastante perder la final de esta forma pero estamos deseando llegar a Zagreb y disfrutarlo con nuestra gente», señalaba Rakitic, consciente de que no sólo su país estuvo apoyándoles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos