Amunarriz y Santamaría se coronan en Ezcaray

Los primeros clasificacos de las distintas categorías/Diego Marín A.
Los primeros clasificacos de las distintas categorías / Diego Marín A.

La Subida Pedestre a Santa Bárbara cuenta con un guipuzcoano y una logroñesa como nuevos dominadores

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

La tradicional Subida Pedestre a Santa Bárbara ha registrado este viernes una de las mejores participaciones de los últimos años, a pesar de que el tiempo no ha acompañado. Ha llovido intensamente minutos antes de la salida y ha dejado el terreno un poco más resbaladizo, además de lo frondosa que estaba la ladera del monte por el que, campo a través, ascienden los corredores hasta la ermita.

La prueba, después de dos años de victorias de Alain Santamaría e Irati Etxebarria, ha registrado dos nuevos ganadores que se han estrenado en la carrera: el guipuzcoano José Amunárriz García, de 33 años, veraneante en Ezcaray procedente de Fuenterrabía; y Cristina Santamaría, logroñesa descendiente de la aldea ezcarayense de Urdanta. Nada más salir del municipio por el barrio Soleta, donde los vecinos habían pintado en el asfalto los nombres de los locales David Valgañón y Cristina Santamaría para darles ánimos, al iniciar el ascenso de la montaña, los a la postre vencedores tomaron la delantera de sus respectivas categorías y ya no las abandonaron, llegando a la ermita en 7.09 y 9.54 minutos, respectivamente.

Ángel Marugán ha coronado solo 6 segundos después, pero ha perdido la segunda plaza en la bajada en favor de Joseba Plaza. Arriba y abajo fue cuarto Valgañón y quinto, Julen Goenaga, que en meta fue octavo, siendo adelantado en el descenso por Zohiartze Moral, Juan Pérez Garrido e Igor Atxa. Las mujeres fueron siempre en este orden: Santamaría, Pilar Ruiz Gómez y Eider Luengo.

La Subida Pedestre a Santa Bárbara no tiene un recorrido fijo, cada corredor puede elegir el trazado por el que ascender al monte, con la condición de tocar la pared de la ermita para poder regresar a la meta, situada en el mismo lugar que la salida, la plaza del Conde de Torremúzquiz. De esta manera, el recorrido aproximado son cerca de 2 kilómetros pero con casi 200 metros de desnivel positivo.