Música clásica en clave femenina

Música clásica en clave femenina

Arnedillo programa cuatro conciertos para la duodécima edición del Festival ClasicArnedillo | Las citas se reparten entre los días 6 y 13 de julio

MARTA PALACÍN / M.I.M.Logroño

El mes de julio vuelve el Festival de Música ClasicArnedillo en la villa riojana. «Una actividad consolidada entre los eventos del municipio y que se ha convertido en una cita entrañable dedicada a la música en grande», explicaba esta mañana Eduardo Rodríguez Osés, director general de Cultura y Turismo de La Rioja, en la presentación del festival

Los conciertos programados comenzarán el sábado 6 de julio. El festival dará comienzo a su duodécima edición revindicando el valor femenino a través del Dúo Arcadia, que interpretará obras de compositoras del siglo XX y XXI, bajo el título 'Paisajes Sonoros para dos guitarras'. Será en la iglesia de San Servando y San Germán, un lugar muy adecuado por la «acústica tan especial que alberga», explica Pedro Montalvo, alcalde de Arnedillo. El aforo de la iglesia ronda las 400 personas.

Por la noche el Hotel-Restaurante Parras será el punto de encuentro para disfrutar de un mini concierto de cámara de jóvenes intérpretes riojanos. Actuará el Cuarteto de Saxofones del Conservatorio Profesional de Calahorra: Mario Cornago, Nadia Ramírez, Avelino Calvache y Miguel Velasco.

El sábado 13 de julio las actuaciones comenzarán a las 20 horas con la actuación del Caerata del Prado Ensemble. En el programa, obras de Consuelo Díez, Facundo de la Viña e Hilarión Eslava. A continuación llegará el momento álgido del evento con la interpretación del Quinteto para clarinete KV 581 ('Stadler') de Mozart.

El festival finalizará ese mismo día a las once de la noche en el restaurante La Pista. Será el turno del Cuarteto de Clarinetes del Conservatorio Profesional de Calahorra : Miguel Catalá, Jesús Navarro, Sergio Urtasun y Mikel Fernández.

«Es una oportunidad de vincular la educación con la cultura», comentaba Pablo Muro, subdirector del proyecto. Este festival se postula como una manera diferente de dar a conocer el municipio conocido por sus aguas termales y que pretende acercar la música clásica a todos los públicos.