La Agenda Digital de La Rioja, un modelo de éxito

La Agenda Digital de La Rioja, un modelo de éxito
Alfonso Domínguez (segundo por la izquierda), en la apertura de las Jornadas de Futuro en Español en Santiago de Chile.

El Gobierno riojano tiene fijada la digitalización como una de las grandes estrategias de región junto al empleo, el reto demográfico, la internacionalización y la innovación

TERI SÁENZEnviado especial a Santiago de Chile

La Rioja es una comunidad autónoma tan igual y tan distinta como otros tantos territorios de reducidas dimensiones que afronta desafíos de rango global. Con una población que roza los 315.000 habitantes concentrados en su capital pese a estar configurada en 174 municipios, el Gobierno riojano tiene fijada la digitalización como una de las grandes estrategias de región junto al empleo, el reto demográfico, la internacionalización y la innovación.

Para ello, el Ejecutivo de José Ignacio Ceniceros emprendió al inicio de legislatura un proceso abierto, transparente y participativo que culminó en la Agenda Digital Riojana, convirtiéndola en la primera práctica real de Gobierno Abierto que se desarrolla en La Rioja y que lleva hasta Chile en el marco de las III jornadas de Futuro en Español para mostrar sus posibilidades de expansión

La articulación de este propósito ha ido avanzado fases, cumpliendo fases. El primer hito consistió en la constitución de un grupo de expertos formado por profesionales del sector con amplia experiencia y con la capacidad de aportar una visión estratégica y a largo plazo, al que se le pidió que realizase una reflexión estratégica sobre la aportación de las nuevas tecnologías a los grandes retos a los que se enfrenta el sector TIC riojano y propusieran recomendaciones para la elaboración de un plan de acción propio.

Una vez recibido el informe con las aportaciones, el Gobierno de La Rioja sometió a consulta pública el documento a través de la nueva página web y de forma paralela, se consultó a distintas instituciones y colectivos con el fin de recabar sus aportaciones y de redactar el documento más colaborativo y participativo que nunca ha elaborado la Administración regional: la Agenda Digital riojana. Concluido este trámite en marzo del 2017, se dio a conocer el contenido estructurándolo en torno a cinco grandes ámbitos: el talento, los medios, la transformación social, la economía digital y los servicios públicos abiertos. Todos ellos, definidos en 85 medidas concretas, asumibles y evaluables repartidas en 27 iniciativas, que establecen las líneas de actuación prioritarias en el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para los próximos años.

El departamento encargado de liderar este ambicioso objetivo ha sido la Consejería de Administración Pública con la participación transversal del resto del gabinete. Su titular, Alfonso Domínguez, relata desde Santiago de Chile como a través del talento se trata de contrarrestar una de las principales debilidades de la comunidad en materia de digitalización: la adquisición de competencias digitales por parte de todos los riojanos. «Desde el Gobierno de La Rioja estamos convencidos de que a mayor talento, mayor crecimiento y mayor empleo. Por eso, este eje comprende iniciativas dirigidas a optimizar y aprovechar las competencias digitales del profesorado y a incentivar el compromiso de los centros educativos con la transformación digital, además de desarrollar las competencias digitales de los alumnos y prepararles para la sociedad digital», detalla Domínguez. Una afán en el que la Agenda Digital suma dotar a la comunidad educativa de la tecnología suficiente para el desempeño de su trabajo, por lo que plantea acciones dirigidas a trabajadores y desempleados para potenciar sus competencias digitales impulsando la acción formativa y divulgadora del Think TIC.

Disponer de medios e infraestructuras adecuadas es otra de las líneas de acción, en la cual La Rioja pretende dotarse una conectividad ultrarrápida, más allá de lo que marca la Agenda Digital Europea. En concreto, el objetivo es extender la banda ancha ultrarrápida al 90% de la población y al 75% del territorio a los dos años de la aprobación de la agenda para alcanzar el 100% en el horizonte del 2020. Por otro lado, propone impulsar el lanzamiento de proyectos TIC en el tejido empresarial riojano, además de crear espacios networking para compartir información y experiencias donde se asesore a empresas y organizaciones.

El eje de transformación social está concebido como palanca para alcanzar una sociedad con más calidad de vida, más justa, equilibrada y sostenible, con mayores cotas de bienestar social. Las iniciativas en ese sentido están dirigidas a potenciar las habilidades digitales de la sociedad riojana, mediante programas de inclusión digital que miran con especial atención a los sectores más rezagados o que requieren un mayor cuidado.

Desde la convicción que «los sectores productivos que no sean capaces de afrontar el uso de las nuevas tecnologías no podrán evolucionar y subsistir», en el plano de una economía digital se contemplan acciones para potenciar el sector TIC de La Rioja para que, a su vez, ejerza como instrumento de transformación del resto de ramos. Y ello, conjugado con medidas para capar inversiones del exterior hacia la economía digital de la comunidad y favorecer la transferencia del conocimiento entre la Universidad y la empresa.

Finalmente, y en cuanto al papel de la Administración, la Agenda Digital aboga por unos Servicios Públicos Abiertos, que incluyan al ciudadano en los procesos de toma de decisiones y profundicen en el fortalecimiento de la transparencia y la rendición de cuentas. Para ello, contempla el despliegue de la Estrategia integral Open Data (Dato Abierto) para la reutilización de plataformas, datos y sistemas; así como medidas para avanzar en e-administración y fomentar la digitalización del empleado público. También sobresale el objetivo de implantar una plataforma SMART de ámbito regional.

Resultados concretos

Más allá de la declaración de intenciones y las medidas implementadas, el Ejecutivo de José Ignacio Ceniceros ha articulado un mecanismo de evaluación y seguimiento para garantizar el éxito y la consecuencia de los objetivos marcados en la Agenda Digital. Con ese fin hay constituidos dos juntas de Gobierno -una asesora y otra ejecutiva- integradas por los distintos agentes económicos y sociales.

Por su parte, desde el Instituto de Estadística de La Rioja se han elaborado dos nuevos indicadores riojanos de la Sociedad de la Información que permiten medir los avances de la región hacia una economía y una sociedad digital. Se trata del Índice de Economía y Sociedad Digital en La Rioja (DESI-Rioja) y el Índice de la Sociedad de la Información de La Rioja (IRIS) que analizan cinco dimensiones: conectividad, capital humano, usos de internet, integración de la tecnología digital y servicios públicos digitales.

Los resultados son contundentes. El IRIS sitúa a La Rioja como la novena comunidad con mayor grado de digitalización, con un resultado global de 41,15 puntos, mientras que en España ese dato es de 44,01. En cuanto a la oposición según el DESI, la comunidad se encaramó el pasado ejercicio en el puesto 13, con una puntuación de 55,89, lo que supone 2,21 puntos por encima de la media europea.

La prueba del éxito de una puesta global cuya fórmula puede ser extrapolable y que tiene en Chile una lanzadera de conocimiento vital.

Más información

 

Fotos

Vídeos