Arnedo presenta la Feria del Zapato con la mayor diversidad de encastes

Miguel Ángel Silva, en redondo en la feria del Zapato de Oro del año pasado./
Miguel Ángel Silva, en redondo en la feria del Zapato de Oro del año pasado.

Los hierros de Fuente Ymbro, Guadalmena y Baltasar Ibán repiten en un abono en el que las novedades son Hoyo de la Gitana y José Escolar

PABLO GARCÍA MANCHA

La Comisión organizadora del Zapato de Oro ha dado a conocer el elenco de las cinco ganaderías de la próxima feria de Arnedo y sobresale el equilibrio entre la búsqueda de la variedad de encastes y el premio a las divisas que mejor juego han dado en el Arnedo Arena en las últimas temporadas. Tres ganaderías repiten con respecto al año anterior: Baltasar Ibán, Guadalmena y la que se llevó todos los honores en 2015, la de Fuente Ymbro, que indultó a un toro y que lidió una corrida de nota sobresaliente. En estas tres ganaderías hay tres encastes diferentes: Contreras, en Ibán; Juan Pedro Domecq en la de Guadalmena y Jandilla en pureza en la divisa de Ricardo Gallardo. Estas dos últimas son las más parecidas entre ambas aunque el ganadero de San José del Valle ha sido capaz de imprimir un sello diferencial a sus astados.

Las dos ganaderías que debutan comparten un mismo origen genético: Saltillo, aunque la de José Escolar tiene el toque de Albaserrada (el mismo que los famosos astados de Victorino Martín) y la de Hoyo de la Gitana es Santa Coloma. Esta divisa es muy curiosa. Fue fundada en 1920 por Graciliano Pérez Tabernero, que adquirió una punta muy importante de vacas al conde de Santa Coloma, línea ibarreña, pero con importantes porciones de Saltillo. Su heredero, Ignacio, decide en 1967 refrescar su vacada, y compró a Joaquín Buendía (puro encaste de Santa Coloma). Esto fue fundamental porque unió el origen de los tres encastes y cerró el círculo de una de las estirpes ganaderas más singulares del toro bravo en la Península Ibérica. En el año 2000 dejó de anunciarse como Hijos de Ignacio Pérez-Tabernero y pasó a denominarse 'Hoyo de la Gitana', un nombre que proviene de la Finca que poseen los hermanos, Ignacio, Joaquín y Fernando. Las reses de esta ganadería pastan en las fincas de 'Galleguillos', en el término municipal de Vecinos en la provincia de Salamanca y en la finca 'Gamonal' en Perales del Puerto en la provincia de Cáceres. Muchos ganaderos han elegido hembras y sementales de esta vacada para refrescar sus ganaderías o iniciar las mismas tanto en España como América.

La historia de la ganadería de José Escolar comienza en 1977 cuando Victorino Martín vendió, como favor personal, a Leopoldo Picazo de Malibrán unas veinte vacas y le cedió un toro de nombre 'Molinito'. El propietario falleció y fue en ese momento cuando José Escolar, tras pasar por varias manos, compró esta divisa de origen tan especial.