El PSOE acusa a Neftalí Isasi de convertir la inauguración de la ermita de la Esclavitud en «partidista y lamentable»

Un momento del acto de inauguración de la ermita./L. R.
Un momento del acto de inauguración de la ermita. / L. R.

Fernando Conde Salazar y Beatriz Martínez Conde afirman que el alcalde de Cihuri les excluyó del acto, algo que el regidor municipal niega

Óscar San Juan
ÓSCAR SAN JUAN

Fernando Conde Salazar y Beatriz Martínez Conde, concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Cihuri, han enviado un escrito acusando al alcalde de la localidad riojalteña, Neftalí Isasi, de haberles excluido de la inauguración oficial de la ermita de la Virgen de la Esclavitud, convirtiendo el acto en «partidista y lamentable». Por su parte, el recién renovado alcalde de Cihuri, Neftalí Isasi, asegura que «no se ha excluido a nadie y que todo el mundo estaba invitado».

El pasado domingo por la mañana, alrededor de 100 personas, según fuentes municipales, participaban en la inauguración de la nueva ermita de la Virgen de la Esclavitud de Cihuri. El acto, que había sido aplazado por las sucesivas campañas electorales, contó con la presencia del presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros.

Salazar, en el escrito, también muestra su disconformidad con la conducta del señor Isasi, al considerar que tuvo «un protagonismo absoluto» en la ceremonia inaugural de la ermita. En el comunicado detallan que tanto él, como Beatriz Martínez, no recibieron «ningún tipo de invitación específica al evento, perdiendo visibilidad en el mismo».

Este hecho, señala, «no puede generar más desconcierto», añadiendo Conde que «no se trata únicamente de una cuestión de educación, sino que detrás también palpita un derecho». En el escrito recuerdan que «el proyecto fue impulsado con capital público, y los gastos derivados del acto de inauguración serán costeados también por el Ayuntamiento de esta localidad», y concluye indicando que «la exclusión de los dos ediles deja traslucir una pésima gestión con carácter partidista de su alcalde».

Neftalí Isasi ha asegurado a este medio que «todo el mundo estaba invitado, y que no se excluyó a nadie». El alcalde de Cihuri también ha querido señalar que, «el acto se organizó dos días antes, de acuerdo a la agenda del presidente, por lo que este señor aún no era concejal», e insiste en que «todo el mundo que quiso, acudió al evento, porque todos estaban invitados».

Neftalí Isasi ha manifestado para zanjar este asunto que «yo tengo la responsabilidad de gobernar el municipio y no quiero ningún tipo de polémica».