Iniciativas para vivir sin miedo

Las alumnas se ejercitan en movimientos prácticos de defensa. /Félix Domínguez
Las alumnas se ejercitan en movimientos prácticos de defensa. / Félix Domínguez

42 najerinas participaron en los cursos de defensa personal que organizó el Consistorio en la sala anexa del cine Doga

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

Que las mujeres no están dispuestas a vivir con miedo a posibles agresiones es algo que no es preciso subrayar. No obstante, hay algunas que aceptan cualquier oportunidad que se les ofrece para conocer mejor los riesgos que se corren en la vida cotidiana, cómo se pueden prevenir e, incluso, cómo se pueden afrontar cuando la situación de riesgo traspasa la línea y se convierte en agresión.

Un total de 42 najerinas participaron ayer en los dos cursillos ofrecidos por el Ayuntamiento de Nájera, al hilo de las actividades programadas en torno al Día Internacional de la Mujer, en los que la firma 'Autodefensa y seguridad', bajo la dirección de su instructor Adolfo García se ocupó de aleccionar a las féminas en «hábitos de prevención, para que las mujeres puedan seguir haciendo las mismas cosas que hacen ahora, pero con mayor seguridad», indicaba el instructor, «además de enseñarles algunas técnicas de defensa personal para que en el caso de que sean agredidas, puedan salir airosas antes de que dicha agresión pase a mayores».

En la primera hora y media de la jornada, celebrada en la sala anexa del cine Doga, las inscritas fueron recibiendo información sobre determinados «hábitos de seguridad e incluso a corregir cosas que se hacen en el día a día que parecen seguras, pero que luego demostramos que no lo son tanto, de ahí la necesidad de que las mujeres las conozcan no solo para poder eludirlas si eso es lo mejor, sino para que las puedan afrontar en las mejores condiciones de seguridad».

De lo hablado en la parte teórica, las alumnas se llevaban a casa un librito con todo el contenido, «a fin de que no precisen memorizarlo a las primeras de cambio, ya que en esa hora y media se acumula mucha información, sino que lo puedan seguir interiorizando cuando estén en sus casas».

En la segunda parte de la formación, la práctica, «se les enseñan cuatro o cinco técnicas contundentes y realistas, no enseñamos artes marciales, sino técnicas que puede llevar a cabo cualquier mujer, tenga la edad que tenga y el estado físico de que disponga, porque no se puede hacer mucho más», explicaba García. Bajo esa premisa, las participantes se lo pasaron en grande practicando entre ellas los diversos movimientos a realizar, en general, con maniobras evasivas para evitar que un intento de agresión pase a mayores. También, del mismo modo que la teoría la pueden seguir estudiando en sus casa, los diversos ejercicios de defensa personal eran explicados pormenorizadamente para que luego los puedan seguir ensayando en sus domicilios con la ayuda de la familia o las amistades.

La primera teniente de alcalde najerina, María José Bejarano, se mostraba «muy satisfecha» por la respuesta a la convocatoria, «pues se han cubierto todas las plazas».