Elecciones sin margen de sorpresa en Guinea Ecuatorial

Obiang creó el PDGE en 1987 y dos años después se presentó como canidato único a unos comicios presidenciales en los que arrasó con un 99,8% de los votos. :: mario cruz / efe/
Obiang creó el PDGE en 1987 y dos años después se presentó como canidato único a unos comicios presidenciales en los que arrasó con un 99,8% de los votos. :: mario cruz / efe

Oposición y entidades internacionales tachan de fraudulentos unos comicios en los que se espera otra amplia victoria del partido de Obiang

ERLANTZ GUDE

Guinea Ecuatorial celebra hoy elecciones legislativas y municipales, sin margen para la sorpresa. Los ecuatoguineanos votarán para renovar la Cámara de Representantes del Pueblo y la Cámara Alta, totalmente dominadas por el oficialista Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), que en este último periodo legislativo contaba con 99 de los 100 escaños de la primera y 74 de los 75 de la segunda.

Con semejantes mimbres, arrecian las críticas de oposición y organizaciones de derechos humanos sobre la falta de libertad de expresión y derechos políticos en un país goberando por el presidente Teodoro Obiang desde 1979.

EN DETALLE

uSolo tres partidos
Además del PDGE, concurren Juntos Podemos y Ciudadanos por la Innovación.
uSiete años de recesión
Con labajada del precio del petróleo, el PIB cayó un 52,6% en cuatro años.
uSucesión
Se especula con el vicepresidente 'Teodorín' Obiang y el ministro de Energía, Gabriel Mbega Obiang Lima.

Con el fin de legitimar su poder, el sátrapa concurrió por primera vez a unas elecciones presidenciales como candidato único en 1989, obteniendo el 99,8% de los sufragios. Revalidaría el cargo en las posteriores elecciones de 1996, 2002, 2009 y 2016, siempre con denuncias de irregularidades por la oposición. El longevo dictador, de 75 años, es por el momento el candidato del PDGE para las presidenciales de 2022.

«Aquí el único que tiene que opinar es el pueblo de Guinea Ecuatorial. Lo que opine es lo que saldrá en las urnas», esgrime el portavoz del oficialista PDGE, Agustín Nze Nfumu, antes las denuncias de fraude electoral. Sin mencionar nombres, se mostró muy crítico con el papel de los opositores que hablan desde el extranjero. Según el ministro, «para la oposición en el exterior, la que está en España y en todas partes, su principal hándicap es que no están en el país. Y es aquí donde se hace política. Fuera del país es mera especulación. La voz de los que están en el país es escuchada, sus criterios son respetados y concurren», anotó.

Uno de los aludidos es el líder del Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial, Severo Moto, quien desde España llamó a la abstención al considerar que los comicios no son válidos por haber partidos no autorizados a concurrir y porque muchas de las figuras contrarias al régimen viven en el exilio.

«Censo trucado»

Por su parte, los opositores que sí participarán descartan cualquier esperanza. Solo dos alianzas están autorizadas: Juntos Podemos y Ciudadanos por la Innovación. Hablan de un «censo trucado», del pago a la población a cambio de votos, de intimidación y de una junta electoral que responde directamente a los intereses oficiales. «El régimen ha agudizado los mecanismos de fraude electoral, ha hecho todo lo posible para que nuestra participación sea simbólica», dijo el opositor Andrés Esono, líder de Juntos Podemos.

La investigadora de Human Rights W atch Sarah Saadoun ha lamentado que la falta de medios de comunicación independientes «hace que la oposición, que frecuentemente se enfrenta a acoso y a obstáculos de procedimiento, lo tenga difícil para hacer campaña». Amnistía Internacional también ha denunciado que los comicios se llevan a cabo en un contexto de violación de derechos civiles básicos y de ausencia de libertad política.

Guinea Ecuatorial presenta un escenario adverso en materia económica. El Banco Mundial prevé que la economía local se contraiga un 7% en 2018 y un 6% en 2019, lo que sumaría siete años seguidos de recesión desde 2012. La caída del precio de la principal fuente de ingresos del país, el petróleo, provocó que la situación económica empeorase sensiblemente con un descenso del PIB del 52,6% entre ese año y 2016.

La extrema corrupción y la sucesión de Obiang, de 75 años, son otros de los frentes abiertos. Los expertos apuntan como candidatos a dos de sus hijos: el vicepresidente, 'Teodorín' Obiang, recientemente condenado en Francia por blanquear más de 110 millones de euros, y Gabriel Mbega Obiang Lima, ministro de Minas, Industria y Energía, bajo cuyo control está el petróleo.

millones de personas -principalmente de las etnias fang y bubi- viven en los 28.051 km2 del país, repartidos entre la isla de Bioko y la parte continental.

Fotos

Vídeos