Vuelven a sus casas 4.500 vecinos desalojados por el incendio de Gran Canaria

Zonas afectadas por el fuego del incendio forestal en el Barranco Los Pajaritos. / EFE

Los técnicos aseguran que el fuego, controlado en todos los flancos, se dará por estabilizado este miércoles | Pedro Sánchez anuncia que visitará el jueves Gran Canaria

ALAIN MATEOSMadrid

Poco a poco, las llamas que han arrasado los bosques y montes de Gran Canaria esta semana se apagan. Atrás quedan más de 10.000 hectáreas consumidas por el fuego, a las que hay que sumar las 1.000 hectáreas consumidas en el incendio forestal de Artenara hace justo una semana. Una catástrofe que ha afectado incluso a las viviendas de muchos vecinos: 4.500 de los 10.000 desalojados han podido regresar a sus casas en las pasadas horas. «El resto deberían regresar hoy mismo a sus hogares», anuncia el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Victor Torres.

En la pasada madrugada, los servicios de emergencias autorizaron el regreso a sus casas de los vecinos desalojados en Valleseco -los barrios de Madrelagua, Cuevecillas, La Caldereta, Altos de Lanzarote, El Prado y casco urbano-, en Agaete -Piletas, Troya y El Valle- y Moya -Agua y Casco de Fontanales y Hoya del Caballero-. Estas personas se suman a las ya realojadas el martes en Tejeda, La Aldea, San Bartolomé de Tirajana y San Mateos. «Hemos pasado de las evacuaciones a los realojos. Cuando la gente vuelve a sus casas significa que estamos venciendo al fuego», afirma Torres. Todavía una veintena de carreteras continúan cortadas aunque poco a poco comienzan a reabrirse a la circulación. Las últimas, la GC-204 y 205, de Tasarte y Tasartico.

A pesar de que el incendio ha quedado bajo control y en fase de estabilización, el fuego no está extinguido. Este miércoles los servicios de emergencias reanudan sus labores en la Cuenca de Tejeda, el Valle de Agaete y Guayedra. Los hidroaviones desplazados -ha llegado maquinaria de la UME, Castilla-La Mancha y de Castilla y León- ya han descargado más de un millón de litros de agua en los cuatro días de incendio bajo un perímetro de 112 kilómetros. Una zona de protección que en principio, las autoridades no esperan aumentar.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha apuntado que el incendio se dará por estabilizado durante la tarde de hoy. Robles, que ha confesado «sentirse sobrecogida» por las imágenes del incendio, ha querido destacar la «absoluta implicación» de las Fuerzas Armadas en la lucha para estabilizar el incendio. Además, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado que viajará este jueves a Gran Canaria.

El fuego se inició el pasado sábado en la localidad de Valleseco junto a los restos del que se produjo en Artenara días antes -este fue a causa de una negligencia de un ciudadano-. Por el momento, las autoridades continúan con su línea de investigación, sin descartar ninguna hipótesis. Los daños que deja el incendio son importantes, aunque el presidente Torres afirmó ayer que podrían haber sido mayores. El Parque Natural de Tamadaba solo presenta 2.000 hectáreas quemadas y de forma «superficial», una cifra importante pero lejos de las 7.500 hectáreas que forman parte de la reserva del norte de la isla.

Conatos en Tenerife

La Agencia Estatal de Meteorología aún presenta «riesgo extremo de incendios» en algunos puntos de las islas de Gran Canaria y Tenerife, aunque el gobierno canario ha desactivado la alerta por incendios forestales, salvo en las zonas afectadas por el fuego. Las próximas horas de riesgo serán a partir de mañana, cuando las temperaturas alcancen los 36 grados.

A última hora de la noche de ayer, en la localidad de La Laguna (isla de Tenerife), se produjo un conato -menos de una hectárea quemada- que se sumaba al que se originó en la mañana del martes en La Orotava. Ambos se encuentran estabilizados. Los hechos ocurrieron en una zona de matorral, secarral y restos de cereal, informaron desde el Cabildo de Tenerife.