Un biólogo ruso sostiene que creará bebés modificados genéticamente

Un biólogo ruso sostiene que creará bebés modificados genéticamente

Quiere implantar a madres infectadas con el VIH embriones editados para reducir el riesgo de que el pequeño adquiera la enfermedad de su progenitora

RAFAEL M. MAÑUECOMoscú

El biólogo ruso Denís Rébrikov sostiene en una entrevista concedida a la revista 'Nature' que antes de que acabe el año tiene intención de crear bebés modificados genéticamente, si recibe los consiguientes permisos de las autoridades. La idea consiste en implantar a madres infectadas con el VIH embriones editados genéticamente mediante la manipulación del gen CCR5 a partir de la herramienta Crispr-Cas9. De esta manera, el riesgo de que el pequeño adquiera la enfermedad de su progenitora se reduce considerablemente.

El primero que trabajó en la modificación del gen CCR5 fue el biólogo chino He Jiangkui, provocando con ello un enorme revuelo en la comunidad científica. He anunció el pasado mes de noviembre la aparición de los primeros niños modificados genéticamente gracias a su método.

Pero Rébrikov asegura que su procedimiento de alteración del gen será «más útil, menos arriesgado y más éticamente justificado y aceptable para la sociedad». El biólogo se propone desactivar el gen que codifica una proteína que permite que el VIH penetre en las células del organismo. Los embriones obtenidos de esa forma se colocarían en el útero de la madre seropositiva y el riesgo de transmisión del virus al bebé durante el embarazo sería muy inferior.

Rébrikov, doctor en biología molecular, dirige el laboratorio de «redacción del genoma» en la Clínica de Investigación Ginecológica Kulakov de Moscú, de fecundidad y fecundación in vitro, y trabaja además como colaborador científico en la Universidad de Medicina Pirogov. Coopera también con un departamento de lucha contra el VIH para tratar de incorporar a sus experimentos a mujeres infectadas que deseen quedarse embarazadas.

Preocupación científica

Pero otros científicos también entrevistados por 'Nature' expresaron su preocupación por los planes de Rébrikov. Según los expertos, la tecnología de edición del genoma, que el biólogo ruso pretende emplear aún no está lista. Preocupa sobre todo que la manipulación genética pueda provocar mutaciones peligrosas en otros genes. Pero Rébrikov insiste en que su técnica evita que se produzcan mutaciones indeseadas.

Sin embargo, el genetista ruso de la Academia Rusa de Ciencias Naturales, Ígor Dolotovski, alerta de que lo que quiere hacer su colega «es potencialmente muy peligroso». «Todo es posible, los chinos lo hicieron, nuestro científico también parece que puede. Técnicamente se puede hacer mucho«. Pero, según su opinión, »aquí hay una pregunta ética: ¿se pueden hacer experimentos con personas y efectuar cambios en el genoma humano?«. Dolotovski se pregunta también que, si se comienza este camino, »¿dónde está el final de esta injerencia?, porque puede que no nos podamos parar«. El genetista ruso concluye en sus declaraciones a View Look que »todo esto huele a eugenesia y esto no es una cosa muy humana «.