Los partidos de la gran coalición alemana acuerdan un paquete de medidas medioambientales

Los partidos de la gran coalición alemana acuerdan un paquete de medidas medioambientales

Entre los puntos pactados figuran el establecimiento de un precio a las emisiones de CO2 en el tráfico y los edificios que será abonado mediante el comercio de certificados y la subida de impuestos a los combustibles

JUAN CARLOS BARRENACorresponsal en Berlín

Los partidos de la gran coalición alemana han llegado hoy a un cuerdo para un gran paquete de medidas medioambientales destinadas a reducir drásticamente las emisiones contaminantes, cumplir con los objetivos y compromisos climáticos del país hasta 2030 y contribuir a evitar el calentamiento global por un montante de unos 40.000 millones de euros. El acuerdo entre cristianodemócratas (CDU), cristianosociales bávaros (CSU) y socialdemócratas (SPD) se alcanzó tras una larga noche de negociaciones que comenzaron a las 22,00 horas del viernes y finalizaron este mediodía. Los presidentes de las tres formaciones y los líderes de sus respectivos grupos parlamentarios, la canciller federal, Angela Merkel, y varios miembros de su gabinete, así como varios expertos de los partidos protagonizaron las negociaciones para acordar el catálogo de medidas, que podrán ser corregidas sobre la marcha si Alemania no avanza con suficiente rapidez en la reducción de las emisiones de CO2.

Entre los puntos pactados figuran el establecimiento de un precio a las emisiones de CO2 en el tráfico y los edificios que será abonado mediante el comercio de certificados y la subida de impuestos a los combustibles. En 2021 la gasolina y el diesel se encarecerán 3 céntimos por litro, que aumentarán a 10 céntimos en 2026. Esta medida se verá compensada con subvenciones a la compra de vehículos eléctricos. En el caso de las calefacciones, a partir de 2026 quedará prohibida la instalaciones de nuevas calderas de fuel o gasoil y el cambio por instalaciones ecológicas será fomentado con subvenciones de hasta el 40% del precio de los nuevos aparatos. Alemania debe cumplir el objetivo de reducir sus emisiones contaminantes hasta 2030 a un 55% del nivel de 1995, de los 866 millones de toneladas anuales actuales a 563 millones de toneladas. En estos momento está muy lejos de cumplir con sus obligaciones climáticas y existe el riesgo de altas sanciones económicas por parte de la Unión Europea.

El acuerdo alcanzado contempla no asumir nueva deuda para su cumplimiento y la financiación de todas las medidas con tasas suplementarias, pero también la concesión de subvenciones y primas para fomentar la renovación del parque automovilístico, las calefacciones y el aislamiento de las viviendas. La gran coalición alemana lleva semanas negociando medidas para reducir apreciablemente las emisiones contaminantes, pero intensificó las conversaciones esta semana. Las negociaciones han sido «muy duras» señalaron fuentes de las tres formaciones implicadas. Los participantes en las mismas han trabajado bajo la presión de otros partridos, sobre todo de la oposición verde, que exige medidas aun mas drásticas para frenar el calentamiento global, pero también de expertos, especialmente de los institutos económicos que han valorado la eficacia de las propuestas para la contribución alemana a la lucha contra el calentamiento global.

Más información