Videojuegos

Terror primigenio

La mansión de la familia Hawkins, en Blackwater. :: Cyanide/
La mansión de la familia Hawkins, en Blackwater. :: Cyanide

Cyanide presenta un título basado en la literatura de uno de los autores más influyentes del siglo XX:H.P. Lovecraft

Juanan Salazar
JUANAN SALAZARLogroño

«El mundo es realmente cómico, pero la broma es sobre la Humanidad». Howard Phillips Lovecraft (1890 - 1937)

Quizá sea porque el autor de Providence creó un género en sí mismo, o quizá sea por el indudable temor que lo desconocido y lo incomprensible generan en la mente humana, pero la literatura terrorífica de H.P. Lovecraft ha llegado con un inusitado vigor hasta nuestros días. Precisamente, este halo de misterio y horror es lo que todavía sigue cautivando a los lectores y a los seguidores de todo aquello que tenga que ver con el universo lovecraftiano.

Si bien los escritos y el estilo del creador norteamericano han hecho fortuna en todo tipo de formatos, las adaptaciones más exitosas han tenido que ver con juegos de rol y juegos de mesa, pese a que las referencias en el cine y en los videojuegos, veladas o no, han sido (y son) constantes.

Así que los franceses de Cyanide Studio han apostado fuerte por esta temática con la publicación de 'Call of Cthulhu', un título basado en el relato de H.P. Lovecraft e inspirado, en gran parte, en el juego de rol del mismo nombre.

El jugador toma el papel de Edward Pierce, un detective privado sin demasiado trabajo, residente en Boston en los años veinte. Para salir de su propia espiral de alcoholismo y somníferos, acepta un caso en el que tendrá que esclarecer la muerte de una familia adinerada en una isla remota.

Call of Cthulhu se mueve a caballo entre la aventura gráfica y el género de terror

Desde entonces, el título se mueve a caballo entre la aventura gráfica y el género de terror, con algunos toques roleros como la configuración del personaje a base de puntos de experiencia en determinadas habilidades tales como elocuencia, fuerza, psicología, medicina, ocultismo...

Además, al contrario de lo que sucede en una gran mayoría de juegos actuales, la narración resulta lineal, con escasas parcelas de libertad para el jugador, que tendrá que investigar a base de hacer las preguntas correctas para poder continuar con la búsqueda.

Fantástica ambientación

Probablemente, si en algo destaca el título es en la magnífica ambientación que refleja fielmente el universo de H. P. Lovecraft. Toda la isla de Darkwater nos sumerge, desde el principio, en las novelas del escritor norteamericano, con esos paisajes marinos y brumosos, con sus habitantes taciturnos y demacrados. Tampoco faltarán ciertos encuentros sobrenaturales que pondrán a prueba la cordura y las convicciones del bueno de Edward Pierce. Y es que los fans del escritor norteamericano encontrarán la aventura plagada de referencias que, seguramente, no pasarán desapercibidas para ellos.

Entre siete y diez horas

Sin embargo, hay otros aspectos en los que el título no cumple tanto como debiera. Como aventura gráfica, las opciones son algo limitadas y los escasos puzles que encuentra el jugador son de fácil y rápida solución. Además, toda la acción transcurre en primera persona, excepto en algunas secuencias cinématicas breves aunque eficaces. Con todo, el juego ofrece entre siete y diez horas de juego muy efectivas en cuanto a una atmósfera de terror bien conseguida y unos personajes interesantes y que dan de sí lo suficiente para mantener en vilo al jugador.

Así pues, podría decirse que Cyanide acierta en cuanto a la puesta en escena de un universo tan particular como el del escritor norteamericano (algo nada fácil de conseguir), pero dispara algo lejos de la diana en lo que a las mecánicas y el apartado técnico se refiere. En suma, un título ideal para los seguidores de la literatura de H.P. Lovecraft que, de todos modos, seguirán buscando el juego definitivo sobre la fantástica temática del autor estadounidense.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos