Carbonera, en estado de abandono

FERNANDO GARCÍA

Los vecinos y la Asociación «Amigos de Carbonera» queremos denunciar el abandono al que tiene sumida a esta localidad Ángel Ferrero, alcalde de Bergasa, de cuyo municipio depende. Carbonera está apenas habitada diariamente, lo que no es razón para no mantenerla en condiciones dignas.

Muchos caminos han quedado cortados, sin poder dar un simple paseo. La fuente se encuentra casi seca por problemas de suministro o acometida. Los hierbajos campan a sus anchas, sin que se ataje su incómoda presencia. Son necesarias pequeñas inversiones que no llegan, y que podrían cubrir modestas demandas que solo buscan limpieza, servicio y comodidad. Es cuestión de voluntad. Tras varios intentos infructuosos de mantener una reunión con Ángel Ferrero, que ni siquiera acudió a las fiestas, hacemos esta denuncia desesperada para que Carbonera salga del abandono. Con alcaldes así, las pequeñas localidades pasarán a ser «memoria histórica» de lo que fuimos, con unas pocas piedras tapadas por la maleza.