Lumbreras ya casi es de Cameros

La señal que marca el desvío a Lumbreras, modificada por los vecinos /Justo Rodríguez
La señal que marca el desvío a Lumbreras, modificada por los vecinos / Justo Rodríguez

El Consejo de Gobierno aprueba el cambio de nombre de la población serrana, que deberá ser refrendado por el Parlamento

Pío García
PÍO GARCÍALogroño

Cuando uno coge la Nacional 111 camino de Soria, antes de llegar al embalse de Pajares, con el puerto de Piqueras ya en el horizonte, una señal advierte del desvío a Lumbreras, un municipio de 168 habitantes, situado a más de 1.100 metros de altitud, enclavado entre bosques apoteósicos y senderos umbríos, en plena Sierra de Cebollera. Dentro de unos meses, esa señal, si quiere ser exacta, deberá poner 'Lumbreras de Cameros'. El pueblo está a punto de cambiar de nombre.

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy un sencillísimo proyecto de Ley para unir oficialmente al nombre del municipio el apellido camerano. La iniciativa partió del propio lugar: una resolución de Alcaldía, que fue avalada por todos los concejales y por la mayoría de los vecinos, justificaba la necesidad de esta modificación «por la ubicación serrana» del pueblo y por «la costumbre de utilizar el nombre propuesto». El expediente aún no está cerrado: todavía deberá ser refrendado por el Parlamento riojano (se necesita mayoría absoluta) y la nueva denominación entrará en vigor a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado y de su anotación en el Registro de Entidades Locales del Estado.

El acuerdo sobre el cambio de nombre de Lumbreras fue quizá el asunto más vistoso de los tratados por el Consejo de Gobierno, pero hubo otros de mayor calado económico. El Ejecutivo aprobó un gasto de 3 millones de euros para acometer mejoras en tres carreteras de la red autonómica. El mayor desembolso (1,24 millones) se dedica a uno de los principales corredores de la red: la LR-134 que une el parque empresarial de La Maja (Calahorra) con Arnedo. La consejera portavoz, Begoña Martínez Arregui, señaló que estas obras de refuerzo del firme, que cubrirán 6 kilómetros de longitud, suponen la última fase para completar la mejora de esta carretera, cuya densidad de tráfico supera los 10.000 vehículos diarios. Además, Fomento destinará 922.966 euros para mejorar la LR-260 en Alcanadre y 859.615 para reforzar el firme en la carretera LR-261, entre Murillo de Río Leza y el tramo de la N-232 en Agoncillo.

El Consejo, que se celebró hoy para no interferir con la constitución del Parlamento, prevista para mañana, incluyó la autorización de un gasto de 435.000 euros para las torretas de vigilancia contra los incendios forestales. «El Ejecutivo regional -expicó Martínez Arregui- cuenta con una red de 15 puntos fijos de vigilancia ubicados en distintas zonas elevadas de La Rioja que resultan estratégicos para ofrecer una buena visibilidad sobre las superficies arboladas». Las torretas de vigilancia, encomendadas a la empresa Tragsa, comenzarán a montarse a primeros de julio y el dispositivo estará en vigor del 15 de julio al 15 de octubre. Los puestos se instalarán en Autol, Calahorra, Cornago, Daroca de Rioja, Ezcaray, Gimileo, Hornillos, Lumbreras, Nájera, Ocón, Ventrosa, Villarejo, Villoslada, Viniegra de Abajo y en la mancomunidad de Villavelayo, Canales y Mansilla.

Finalmente, el Consejo también aprobó la actualización del Inventario de Frutales de La Rioja (con un costo de 108.500 euros) y la puesta en marcha en el próximo año académico de un proyecto dual de especialización en Gestión de Medios de la Producción en la Industria Altamente Automatizada. Este programa de formación, que se implantará en el IES Cosme García de Logroño, ofrecerá 12 plazas, con una duración total de 918 horas (de las que 348 se impartirán en centros de trabajo como prácticas profesionales). El BOR publica hoy las condiciones generales de funcionamiento del curso, que busca, según la consejera portavoz, «satisfacer las necesidades de especial cualificación demandadas por el sector industrial de La Rioja».