Tarjeta sanitaria y kits de primera necesidad

La base del 'Alinghi', lista con camillas de Cruz Roja para los náufragos. Arriba, kit de primeras necesidades. / irene marsilla
La base del 'Alinghi', lista con camillas de Cruz Roja para los náufragos. Arriba, kit de primeras necesidades. / irene marsilla

Ábalos asegura que los rescatados tendrán una autorización especial de un mes y después serán tratados conforme a la legalidad española

ISABEL DOMINGO

Tierra en el horizonte tras nueve días de odisea marítima. A las 06.00, 09.00 y 12.00 horas está prevista la llegada del 'Aquarius' y las dos embarcaciones italianas, 'Dattilo' y 'Orione', al puerto de Valencia. De ellas desembarcarán los 630 inmigrantes que fueron rescatados por la ONG SOS Mediterranée y Médicos Sin Fronteras y que, a partir de ese momento, serán atendidos por un dispositivo integrado por 2.320 personas entre personal sanitario, fuerzas de seguridad, puerto, Marina y un largo etcétera de instituciones.

La prioridad será la «atención sanitaria» de los inmigrantes, entre los que hay un centenar de menores de edad (de los que siete tienen menos de cinco años), 80 mujeres (entre 7-9 embarazadas) y 450 hombres. Según explicó ayer el subdirector general de Emergencias de la Generalitat, Jorge Suárez, el primer contacto con España será a bordo de los buques, donde accederá personal práctico del puerto, de Sanidad Exterior y de la Conselleria de Sanidad para un primer triaje.

El desembarco se realizará en grupos de 20 personas y con los buques repartidos en escalas de tres horas. Quien necesite atención sanitaria pasará a los diez puestos habilitados para este fin y, en caso de atenciones urgentes, se derivará a hospitales aunque Médicos Sin Fronteras confirmó que no hay «pacientes críticos». El resto se ubicarán en la zona de espera (como máximo 90 minutos), donde tendrán apoyo psicológico antes de pasar al proceso de identificación con la Policía.

Todos, además, recibirán la tarjeta sanitaria con un número provisional SIP, explicó Suárez. «Los que vayan a los hospitales la tendrán en ese momento y el resto, conforme llegue a los sitios de albergue», dijo.

Un paso que se hará durante la misma mañana, ya que, una vez hayan sido identificados se trasladarán a los centros de acogida en autobuses. De forma previa, habrán recibido ayuda básica, es decir, alimentos, y un kit de ropa y calzado para cambiarse (hay 1.000 preparados), además de productos de higiene, según explicó Cruz Roja, que también ha instalado un albergue provisional con capacidad para 350 personas en el que se desplegarán 100 camas y habrá otro centenar de reserva.

«Valencia no es un puerto habituado a estas cosas. Hemos buscado agilizar y no repetir preguntas. Las embarazadas serán evacuadas inmediatamente para que les hagan un diagnóstico en los hospitales; también los que lleguen con heridas, que irán en ambulancia», comentó Íñigo Vila, jefe de la Unidad de Emergencias de Cruz Roja. En el caso de los niños «su destino es el centro de protección de menores. Los que llegan a nuestro país nunca son devueltos», resaltó Vila.

Integración social

Para José Sánchez, responsable nacional de esta organización, lo que más preocupa es «la atención psicológica». Manifestó que hay servicios de asesoría legal y ayuda socio-cultural para a la integración de los inmigrantes a partir del lunes, cuando ya se encuentren en sus albergues y centros de acogida.

Por su parte, el secretario de la Federación Internacional de Cruz Roja, Elhadj As Sy, apuntó que «hay personas que vienen a Europa buscando solidaridad, apoyo y no ofrecérsela es una traición a lo que representa Europa y sus valores». Los responsables de la entidad subrayaron que, más allá del interés mediático, no habrá diferencias en el trato a los viajeros del Aquarius respecto a los que llegan habitualmente a Tarifa o cualquier otro punto de Andalucía. Eso sí, es la primera vez que Cruz Roja atiende una llegada a España con tanta gente a la vez.

Todo esto en la parte que corresponde al ámbito sanitario y de acogida pero ¿y la situación jurídica de los 630 inmigrantes? Tras varios anuncios a lo largo de la semana tanto del Gobierno central como de la Generalitat, en los que se ha pasado de la consideración de refugiados para todos a la evaluación de cada caso, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, aseguró ayer en Barcelona que todos recibirán una autorización especial de un mes pero, a partir de ahí, serán tratados conforme a la legalidad.

«Se les tratará conforme a nuestra legalidad sin mayores excepciones. Tampoco lo podemos hacer cuando en el sur hay 800 personas con pateras y muertos», señaló en la escuela de verano del PSC en Barcelona. Por cierto, el ministro estará hoy en Valencia para visitar el Puesto de Mando Avanzado de la operación.

En este sentido, los juzgados de Valencia están preparados para atender aquellas cuestiones sobre las que tienen competencia en relación con el 'Aquarius', como tramitar las solicitudes de internamiento que pueda plantear la Policía respecto de estas personas en caso de que fuera necesario, según informaron a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat.

 

Fotos

Vídeos