Sánchez se abre a incorporar al Gobierno perfiles técnicos de Podemos y su entorno

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la ronda de negociaciones./AFP
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la ronda de negociaciones. / AFP

El partido de Iglesias sostiene que el presidente no ha trasladado esa oferta y rechaza vetos a «la gente» que elijan

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

Pedro Sánchez abrió este jueves la puerta por primera vez, de manera relativamente explícita a incorporar al Consejo de Ministros, en carteras que no respondan a «elementos centrales de la política de Estado» a personas vinculadas directamente con Podemos o sus confluencias, siempre que se trate de profesionales de «reconocido prestigio». «No tengo prejuicios con los militantes», llegó a decir.

Fuentes gubernamentales apuntan que esa oferta -insinuada durante una entrevista en 'Los desayunos' de TVE- estaría limitada a un par de ministros, es decir, que en ningún caso se aceptaría la proporcionalidad en función de los resultados electorales a la que apela Iglesias, y que tendría que tratarse de gente con perfil técnico o muy especializada. En todo caso, no sólo no aventuran nombres, sino que ponen en cuestión que en Podemos haya en estos momentos alguien que encaje en esa descripción.

A última hora de la tarde de ayer, después de que que Sánchez llamara a Iglesias y se topara con su negativa a volver a empezar las negociaciones de cero, es decir, reunir a sus equipos e ir avanzando en las propuestas que debería desarrollar el próximo Ejecutivo como paso previo a hablar de su composición, el PSOE difundió un mensaje algo confuso: «El presidente está valorando todos los escenarios posibles«.

La vicepresidenta Carmen Calvo ha explicado esta mañana en la Ser que con esa afirmación su partido se refiere a que Sánchez no descarta, por ejemplo, la repetición electoral, a la vista de «cómo se van a comportar todos los grupos políticos, según han adelantado» en la sesión de investidura del 22 al 25 de julio, pero tampoco hacer otros movimientos. En todo caso, ha instado de nuevo a Podemos ha sentarse a hablar primero de contenidos, algo que los de Iglesias ya rechazaron anoche.

Vetos «absurdos»

El partido de izquierdas aseguró en un comunicado que, durante la llamada de Sánchez a Iglesias, este jueves a las 16:00 horas, el presidente del Gobierno en funciones no le dijo nada de esa posibilidad de sumar a personas que militen en UP o sus confluencias pero también dejó claro que no le parece una propuesta válida. «Sería una excelente noticia que nos pongamos a negociar un Gobierno de forma integral, pero tienen que levantar sus vetos a la gente que decida Unidas Podemos«, remarcó.

«También pensamos que es absurdo que al frente de los ministerios no puedan estar las personas que han sido elegidas por la gente en unas elecciones -advirtieron los morados-. Técnicos tiene que haber en todos los ministerios, pero los españoles cuando votan es para elegir a sus representantes y eso tiene que verse reflejado en el Gobierno».

El tira y afloja, pues, continua. Los socialistas insisten en que no quieren a Iglesias ni a nadie de la cúpula de su partido en el Ejecutivo porque sería una fuente de inestabilidad. Sánchez llegó a argumentar este jueves que un Gobierno de esa naturaleza entraría en «parálisis» rápidamente por la falta de cohesión interna. El presidente dio una vuelta de tuerca más a su explicación de que ambos partidos tienen enormes discrepancias sobre la crisis catalana, y advirtió de la posibilidad de tener que aplicar el artículo 155 de la Constitución en un plazo no demasiado largo de tiempo, si tras la sentencia del 'procés' el secesionismo vuelve a un escenario de desobediencia . «¿Unidas Podemos va a apoyar al Gobierno en (esa) situación hipotética, que yo no deseo?», esgrimió.

Calvo ha vuelto hoy a esa idea y ha insistido en que aunque en lo social al PSOE y a Podemos les unan muchas cosas, en «políticas de Estado», están «muy lejos». La vicepresidenta no solo se ha referido a Cataluña. Ha asegurado que también les separan las cuestiones de política exterior, «la posición de España en Europa o sus compromisos en el mundo».

Más información