Todos los partidos, menos Vox, suspenden la campaña

Alfredo Pérez Rubalcaba y Pedro Sánchez, durante un congreso del PSOE en 2017./Ep
Alfredo Pérez Rubalcaba y Pedro Sánchez, durante un congreso del PSOE en 2017. / Ep

En el caso del PSOE, la paralización se extiende hasta el sábado, coincidiendo con el último adiós a Rubalcaba en el Congreso, del que fue diputado durante más de dos décadas

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Si hubiera dicho sí a Pedro Sánchez cuando el pasado diciembre, para su sorpresa y la de muchos que guardaron durante semanas el secreto, le propuso encabezar la candidatura del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, Alfredo Pérez Rubalcaba se habría convertido en un elemento fundamental en la campaña para las municipales del 26 de mayo que comenzó el jueves. Dijo no.

Seguramente tenía muchos más motivos -la intensa batalla vivida en el PSOE en los últimos años había minado su relación con el hoy presidente del Gobierno- pero lo que alegó fue que a sus 67 años prefería la tranquilidad de su trabajo como profesor universitario. Aun así, ahora pensaba alejarse de las aulas unas horas para acudir a la llamada de su amigo Guillermo Fernández Vara y bajar juntos el telón a la campaña el 24 de mayo. «Siempre que lo hemos necesitado, lo hemos tenido», se lamentó hoy el presidente extremeño.

La repentina muerte del histórico dirigente socialista tiñó de luto el primer día de campaña y llevó a los principales partidos, a excepción de Vox, a interrumpir sus actividad pública durante todo el día en señal de duelo.

La formación de Santiago Abascal lamentó el fallecimiento del exministro del Interior pero decidió continuar con los actos convocados porque, según explicaron en un comunicado, no mantuvieron «ningún contacto» con él.

En el caso del PSOE la paralización de la campaña se extiende a mañana, coincidiendo con el último adiós a Rubalcaba en el Congreso, del que fue diputado durante más de dos décadas.