López no quiere un PSOE «que tenga complejos» al mirar a otras formaciones

Patxi López en Cehegín (Murcia)./
Patxi López en Cehegín (Murcia).

El aspirante a secretario general defiende un PSOE que «mire a los ciudadanos y busque un pacto con ellos»

EFEmurcia

El aspirante a secretario general del PSOE Patxi López ha dicho hoy en Cehegín (Murcia) que él no quería un PSOE que tenga complejos de mirar a un lado o hacia otro, en alusión a la relación con otras formaciones, y defendió un partido "que mire a los ciudadanos y que busque el pacto con ellos".

López, antes de participar en un desayuno con militantes en Cehegín, manifestó, en declaraciones a EFE, que está viendo en estos últimos días a una militancia "con sentimientos encontrados porque lo han pasado muy mal por la división del partido".

Añadió que estos militantes con los que se encuentra en las agrupaciones locales y las Casas del Pueblo "al final lo que piden es una solución para volver a unirnos todos los socialistas detrás de un proyecto con el que se sientan identificados y a gusto; la militancia quiere una izquierda razonable, exigente, creíble y capaz de dar confianza a la ciudadanía".

Respecto a quien distingue su propuesta y la de Pedro Sánchez como la de quién rechaza o vería bien un pacto con Podemos, insistió en que lo que él quiere es definir al PSOE "no por sus alianzas con otros, sino por el proyecto que sea capaz de concitar una nueva esperanza en la sociedad española".

«Recuperar lo que el PP ha quitado»

A su juicio, el PSOE tiene que tener un proyecto para resolver los problemas que tiene la ciudadanía, "recuperar todo aquello que el PP nos ha ido quitando en libertades, en materia de proteción social, en una economía al servicio de la gente y no la gente al servicio de una economía que nos impone una serie de dogmas de fe que están sembrando sufrimiento en este país".

Preguntado por la posibilidad de que Susana Díaz no se presente a las Primarias y le apoye, respondió que no entendía de tales teorías y que animaba a todos a que defiendan su proyecto que él piensa que es el mejor para el partido y para España.

De las críticas por haber abandonado a Pedro Sánchez, ha rechazado tales acusaciones con un tajante "para nada", tras lo que reiteró que defiende un proyecto y una idea de partido "en el que creo y en el que cree mucha gente", explicó.

En cuanto a su defensa de evitar el insulto en redes sociales en esta campaña, recalcó que son un "magnífico espacio para la política", pero que no le gusta cuando se convierten "en un circo romano con descalificaciones gratuitas".

Recuperar el debate «limpio»

"Creo que debieramos recuperar el espíritu inicial de las redes sociales, de debate limpio sin insultos, y ahora que lo hacemos entre socialistas, un debate en el que entendamos que todos somos compañeros que defendamos aquello que es lo mejor para el partido y no necesitamos insultarnos", remarcó.

En Caravaca de la Cruz, donde celebró otro acto con militantes, afirmó a los periodistas que estos encuentros directos con la militancia encuentra a una militancia activa y con muchas ganas de participar en este proceso interno de Primarias, lo que, a su entender, demuestra que el PSOE continúa siendo un partido vivo que quiere recuperar la unidad para poder proyectarse con contundencia y una definición de izquierdas.

"Nuestros militantes quieren que dejemos atrás el tiempo de la división y que dejemos de gritarnos", agregó.