Raquel Gago, absuelta del asesinato de Isabel Carrasco

Monserrat González (2d), su hija, Triana Martínez (i), y la policia local Raquel Gago (d), acompañadas por el abogado de esta última, Fermín Guerrero./
Monserrat González (2d), su hija, Triana Martínez (i), y la policia local Raquel Gago (d), acompañadas por el abogado de esta última, Fermín Guerrero.

La Policía Local de León tendrá que cumplir 5 años de cárcel por encubrimiento y tenencia ilícita de armas

A. CUBILLASleón

Raquel Gago, la agente de la Policía Local acusada por el crimen de Isabel Carrasco, ha visto este jueves como la sentencia por este caso la exculpaba del delito de asesinato, al que sí apuntaba el jurado popular, que pedía una pena de 15 años, según informa Leonoticias.

Más información

En el fallo dado a conocer este jueves el juez asegura que debe absolver y absuelvo a Raquel Gago Rodríguez del delito de de asesinato, previsto y penado en el artículo 139, circunstancia 1ª (alevosía), del Código Penal, en su redacción anterior a la actualmente vigente tras la reforma efectuada por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de Marzo, en concurso ideal del artículo 77 del Código Penalcon un delito de atentado a la Autoridad, agravado por uso de arma de fuego, previsto y penado en los artículos 550, 551.1 y 552, circunstancia 1ª del Código Penal, en su redacción anterior a la modificación efectuada por la Ley Orgánica 1/2.015, de 30 de Marzo, concurriendo la agravante de disfraz, de que venía acusada.

Al mismo tiempo afirma que debo condenar y condeno a la acusada como autora de un delito de encubrimiento, previsto y penado en el artículo 451 del Código Penal,sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de tres años de prisión, con abono del tiempo que ha pasado en situación de prisión provisional, y accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena.

Igualmente se condena a la agente como autora de un delito agravado de tenencia ilícita de armas, previsto y penado en el artículo 564.1.1º y 2.1ª del Código Penal, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de dos años de prisión, con abono del tiempo que ha pasado en situación de prisión provisional, y accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena.

22 y 20 años para Monserrat y Triana

Por otro lado, la sentencia condena por el asesinato de la dirigente 'popular' a Monserrat González y Triana Martínez, madre hija. A la primera, se le impone la pena de 19 años de prisión como autora de un delito de asesinato más otros tres años por delito agravado de tenencia ilícita de armas.

Para Triana, se imponen penas de 17 años y seis meses como coperadora necesaria en el delito de asesinato, así como otros dos años y medio por delito agravado de tenencia ilícita de armas, lo que suma un total de 20 años de cárcel.

En cuanto a la agente de Policía Raquel Gago, el tribunal ha pronunciado su absolución del delito de asesinato y sólo estima un delito de encubrimiento, por lo que impone una pena de tres años de prisión, a lo que se suman otros dos años como autora de un delito agravado de tenencia ilícita de armas.

Sanción de mil euros al abogado de Gago

Además, la Audiencia Provincial de León ha decidido en una pieza separada sancionar al letrado Fermín Guerrero por su incomparecencia del día 27 de enero que motivó la suspensión de la vista oral de ese día. El abogado de Raquel Gago ha sido multado con mil euros por su desaparición ese día.

El abogado ha mantenido siempre la incógnita sobre su misteriosa desaparición durante 20 horas y la ha achacado a la esfera de lo privado. Nunca ha desvelado si su desaparición fue motivada por enfermedad o alguna causa justificable alegando que "eso pertenece a la intimidad". Su desaparición y la imposibilidad de contactar por ningún medio con él creó una gran alarma en el mediático juicio por el crimen de Isabel Carrasco.

Tras ser localizado por la Policía Local en una céntrica calle de León, el letrado reconoció que su desaparición había sido voluntaria y debido exclusivamente a "motivos personales imprevistos", a la vez que negó que la ausencia se debiera a ninguna estrategia legal.

Al día siguiente y tras reanudarse la vista oral el abogado pidió perdón y ofreció explicaciones al presidente del tribunal, Carlos Álvarez, y a su defendida Raquel Gago, quien a pesar de la situación mantuvo su confianza en el letrado.