Mas desdeña la oferta de Junqueras de entrar en el Gobierno catalán

El presidente de la Generalitat, Artur Mas. /
El presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Mas inauguró en 2003 en Rosario un proyecto empresarial impulsado por Jordi Pujol Ferrusola

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, no ha querido esta mañana recoger el guante que le ha lanzado el líder de Esquerra, que le ha ofrecido su disposición a entrar en el Gobierno catalán para garantizar la creación de las estructuras de estado. "Reitero la disposición y nuestra voluntad de asumir las máximas responsabilidades institucionales. Le hago la llamada una vez más", ha afirmado Junqueras en la sesión de control del Parlamento catalán. "Estamos dispuestos a ayudar desde las máximas responsabilidades institucionales. Queremos ayudar desde el Govern para tirar adelante las estructuras de estado y garantizarlas", ha señalado el republicano. Mas le ha agradecido la llamada, pero tampoco la ha tomado en consideración. "Al principio de la legislatura, le ofrecí la entrada al Govern, no fue posible, y ahora se trata de acabar la legislatura. Mi compromiso es que podamos completar el acuerdo reciente con ustedes", ha asegurado.

Al margen de la oferta de ERC de entrar al Ejecutivo catalán, la sesión de control a Mas en la Cámara autonómica ha estado marcada por la tensión como consecuencia de los casos de corrupción que salpican al presidente de la Generalitat y a su partido. Albert Rivera, de Ciutadans, ha acusado a Mas de mentir en sede parlamentaria. Según ha recordado el presidente de Ciutadans, el presidente de la Generalitat, en 2003, cuando era conseller en cap en el Gobierno de Pujol, acudió a Argentina a inaugurar el puerto fluvial de Rosario, en el que participaba la empresa del hijo mayor de Jordi Pujol. "Usted mintió, dijo que no conocía los negocios de la familia Pujol. Usted miente porque inauguraba sus negocios. Igual miente también sobre las comisiones ilegales", ha señalado Rivera. "Su mentira ha muerto y debe dimitir", ha añadido.

Mas ha replicado que no le mintió porque en la comisión de investigación no le preguntó por el puerto de Rosario. "Fui con el puerto de Tarragona y con otros empresarios, como he hecho en otras ocasiones", ha dicho. La presidenta del PPC, Alicia Sánchez Camacho, también le ha pedido que abandone su cargo. La dirigente popular le ha reprochado por "encubrir a un evasor fiscal", su padre, que tenía una cuenta en Liechtenstein.