El PSOE pide paradas 'antiacoso' en los buses nocturnos

Un autobús nocturo de Logroño./Juan Marín
Un autobús nocturo de Logroño. / Juan Marín

Las pasajeras podrían bajarse más cerca de su destino para evitar agresiones machistas | Estas paradas ya se han implantado en ciudades como Bilbao, Vigo y Tarrasa

Javier Campos | efe
JAVIER CAMPOS | EFELogroño

El PSOE ha pedido al Ayuntamiento de Logroño que inicie negociaciones con la adjudicataria del transporte público urbano para que los autobuses nocturnos permitan bajarse entre paradas a las usuarias que así lo soliciten.

Así, las mujeres que viajen en los autobuses urbanos de Aulosa durante la noche podrán pedir al conductor que las deje lo más cerca posible de su destino, aunque el punto elegido no esté habilitado como parada de autobús.

Las paradas a la carta para mujeres, bautizadas como paradas 'antiacoso' en ciudades que ya las han implantado, como es el caso de Vigo, Bilbao y Tarrasa, buscan la seguridad de las mismas a la hora de regresar a casa.

La concejala socialista, Izaskún Fernández, cree que corresponde a la Administración local que «las mujeres se sientan seguras» en la ciudad y, en este sentido, considera que estas modificaciones en las líneas búho son un primer paso para dar cumplimiento a la carta europea de la mujer en la ciudad que aboga por su protección en el entorno urbano incorporando la perspectiva de género.

Según explica Fernández, al ser Logroño una ciudad pequeña "se puede implantar, con un coste no muy elevado", como ya han hecho otras ciudades como Bilbao, Vigo y Tarrassa (Barcelona).

Para llevarla a cabo, ha pedido al Equipo de Gobierno Municipal que inicie conversaciones con la empresa concesionaria del servicio de transporte público nocturno para ver cómo se podría implantar esta medida.

En Vigo, por ejemplo, ha explicado que las mujeres interesadas en bajar en otro punto distintos a la parada establecida, se acercan al conductor y se lo comunican, para que pueda parar y salir del autobús por la puerta delantera, "de manera que el conductor verifique que la mujer ha bajado".

De esta forma, ha reconocido que las mujeres podrán bajar en otros puntos distintos a las paradas establecidas en los que "se sientan más seguras porque están más iluminados, más urbanizados o más transitados".

A través de estas medidas, ha indicado que Logroño se acoge a los consejos acordados en la Carta de la Mujer en la Ciudad de la Unión Europea con el objetivo de que "la mujer se sienta más segura e integrada en la ciudad".

Entornos seguros

El Ayuntamiento de Logroño debe crear "entornos en los que las mujeres se sientas seguras" para lo que es necesario mayor presencia policial en la calle, mejora el alumbrado público y el desarrollo de campañas de sensibilización y de respeto en la igualdad, ha dicho.

Por todo ello, ha precisado que hay que "introducir la perspectiva de género en el diseño de la ciudad" y promover "más compromisos cívicos" para lograr una sociedad de respeto mutuo y un "municipio dinámico ante las dificultadas y que protege a las mujeres".

Respecto a las paradas de autobús, la edil socialista ha reconocido que "algunas están mal diseñadas en zonas poco habitadas, apenas urbanizadas y sin iluminación", por lo que esta medida permite que las mujeres se sientan más seguras e incluso "podría adaptarse a niños o personas mayores, si lo solicitan".

Según la Carta de la Mujer en la ciudad de la Unión Europea, ha recordado que "en el diseño de movilidad de la ciudad se deben complementar todos los servicios que disponga" y las paradas de autobús deben ser "transparentes, bien iluminadas, con cámaras de seguridad e interfonos".

Otras ciudades que están estudiando esta medida para que las mujeres puedan bajarse en paradas distintas a las establecidas en el servicio de autobuses nocturnos son Zaragoza y Barcelona, donde "se ha implantado en dos líneas a modo de estudio".