«El movimiento 'veggie' es una cuestión de ética»

Inma de Imaña y Carlos Faulín, con los programas del festival/Enrique Del Río
Inma de Imaña y Carlos Faulín, con los programas del festival / Enrique Del Río

Inma De Imaña Organizadora de la Primera Feria Vegana de La Rioja

Benjamín Blanco
BENJAMÍN BLANCOLogroño

Producto vegano, orgullo riojano. Con este lema se presenta el que va a ser el Primer festival Veg Fest en La Rioja, que se celebrará el próximo sábado en la plaza del Mercado de Logroño. La cita, la primera de este tipo en el norte de España, reunirá a profesionales de múltiples ámbitos cuyo modelo de negocio coincide en la búsqueda de la sostenibilidad y el consumo consciente y responsable.

Inma de Imaña es una de las organizadoras de un evento que nació con pretensiones modestas pero que se va a convertir en una gran cita de todos aquellos que defienden una alimentación sin consumo de carne y también de todos aquellos que defienden el medio ambiente de un modo respetuoso «porque el movimiento veggie es una cuestión de ética», según ella.

El movimiento 'veggie' está en auge como han podido comprobar al organizar esta feria. A su juicio, una gran parte del éxito de la convocatoria se debe a que «los riojanos gozamos de una inmensa cantidad de productos vegetales de alta calidad» y además con el valor añadido de la cercanía. Los datos lo confirman: cada vez son más las empresas que buscan ofrecer servicios innovadores y respetuosos con el planeta. Así, esta jornada (organizada por AnimaNaturalis con la colaboración de la Unión Vegetariana Española) reunirá proyectos de alimentación, textil, hostelería, limpieza, etc., y contará con diferentes puntos de comida y bebidas. También se mostrará la labor de asociaciones protectoras de animales. Todo ello será dinamizado con actividades como zumba, yoga, teatro, cata de vinos ecológicos, cuentacuentos y alguna que otra sorpresa musical más. La cita será el sábado de 11 a 21 horas en la plaza del Mercado.

Según Inma, «la forma de llegar a la gente va cambiando y el movimiento 'veggie' está de moda», por lo que el objetivo «es introducir en Logroño algo distinto pero que es habitual en ciudades más grandes, una feria que acerque a todos aquellos que respetan no solo a los animales sino también el medio ambiente porque se puede vivir dejando menos huella en el planeta».