Internet callejero

Internet callejero

Logroño cuenta, desde el año 2010, con una red wifi gratuita en aproximadamente el 60% de las zonas públicas

PAZ MIGUEL / N.I.

¿Os imagináis una ciudad dónde te puedas conectar a Internet donde quieras y de forma gratuita? Desde el año 2010 el Ayuntamiento de Logroño ha invertido en la incorporación de la red municipal de wifi en zonas públicas para acabar con la brecha digital. El objetivo es que para el año 2019 el 90% de los lugares públicos tengan wifi gratuito y de libre acceso.

Todo comenzó con la conexión de tres espacios públicos logroñeses a la red gratuita de Internet el pasado julio de 2010. El Espolón, la plaza del Mercado y el parque del Ebro fueron las primeras zonas 'wifi'. La Administración local contó con la colaboración de instituciones como Caja Rioja y empresas como Arsys, Éniac, Grupo Pancorbo y Emesa.

Para el año 2013, gracias a la adjudicación del servicio a la empresa rioja K-NET, la red wifi se amplió y se extendió a zonas públicas como Portales, Bretón, Laurel, San Agustín y San Juan. Y en 2016 el 60% de los espacios públicos de Logroño contaban con cobertura: ese mismo año se registraron 37.248 vecinos conectados a la red.

Además de ser gratuito, también es un servicio sin limitaciones, salvo el horario: de 8.00 a 22.00 horas en días laborales y en fin de semana, viernes y sábado, hasta las 2.00 de la madrugada.

Para el Ayuntamiento el crecimiento de la zona wifi es prioritario porque su principal objetivo es estrechar la brecha digital entre los ciudadanos de los diferentes barrios de la ciudad. De esta forma, facilitaron el acceso a la red con igualdad entre los logroñeses y favorecieron a una mejor conexión entre los barrios de la ciudad.

Pero, ¿cómo se accede a la red? El procedimiento es muy fácil. Los interesados tan solo deben registrarse como usuarios. Cuando se complete el formulario de registro, el sistema mandará un sms con la contraseña de acceso al móvil.

El procedimiento también se puede realizar a través de la web del Ayuntamiento: para acceder al sistema se pide una información al vecino que se contrasta con la que el Ayuntamiento tiene registrada, si estas informaciones coinciden, este te proporciona una clave de acceso.

Gracias a este servicio los logroñeses pueden sentarse en un parque, tomarse un café o pasear mientras ven sus redes sociales o leen el periódico digital. Para el siguiente año, estas facilidades se prevén extender al 90% de las zonas públicas de Logroño y todos los ciudadanos interesados podrán acceder a Internet de forma gratuita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos